Archivo del sitio

Semana 51: Día 351: Hola, Roma

image

Estoy en una cama algo dura de un hostel de Roma. Son las 19:44, pero para los romanos faltan 15 minutos para la una de la medianoche. ¡Estamos en Europa!
El viaje fue, por qué negarlo, algo decepcionante. Tardamos bastante en pasar migraciones en Ezeiza, pero más allá de eso, no tuvimos ningún problema. No nos hicieron problema por las valijas, no se demoró el vuelo, no hubo turbulencia y no tuvimos problema en hacer nuestra conexión Madrid-Roma, una combinación que inventamos nosotros y que si fallaba no nos permitirá reclamar le nada a nadie. En una situación en que todo podía fallar, nada falló.
Nuestro paso por España fue esporádico, así que no podría asegurar ahora que la crisis se nota. Así y todo, los precios de comer o tomar algo en el Aeropuerto de Buenos Aires son ridículamente más caros que en los de Europa. Incluso convirtiéndolo a euros. Sé que el tema del cambio me ha obsesionado recientemente, pero es un poco frustrante ver que otros países te permiten comprar euros con pesos argentinos, y que el tipo de cambio con el que se manejan sea el blue. Es evidente que la cotización paralela es la real.
Pero bueno, la idea no es hacerse problema. El que convierte no se divierte. Vinimos a pasarla bien. El viaje nos dio una paliza, y nos queda el domingo para recuperarnos. El lunes será el día en que empecemos a recorrer las ciudades corriendo.
Empecé a practicar lo del veganismo comiendo afuera y es muy complicado. Me hice entender con el mozo para decirle que quería comida vegana y me trajeron unas espectaculares pastas con hongos (fungi)… y queso, obviamente. Aunque le había pedido sin queso. Pero bueno, lo tomé como práctica…
Mañana toca recorrer el Coliseo Romano. De noche promete, veremos qué real es de día…

A %d blogueros les gusta esto: