Archivo de la categoría: video

Semana 36: Día 247: La Legión Argentina en la Espartatlón 2013

No fue hasta que finalmente quedé preinscripto en la Espartatlón que me decidí a leer experiencias de otros corredores y de interiorizarme más en el recorrido y las estrategias. Hacerlo antes de saber si estaba adentro… me costaba mucho. No se le escapa a cualquiera que me conozca que soy muy ansioso, y cebarme con la carrera más grandiosa del mundo sin poder correrla me resultaba muy doloroso.

Todo cambió este año, y ahora estoy viviendo todas las crónicas que caen en mis manos, tanto de atletas iberoamericanos como los extranjeros que las redactan en inglés. Gracias a la masificación de internet hay mucho material para leer y ver. Este video que les comparto a continuación es de la Legión Argentina que partició el año pasado. Ostentan el récord de ser la mayor cantidad de argentinos que llegó en una misma Espartatlón. Los participantes compatriotas (y los tiempos de los que finalizaron) fueron:

Ricardo Rojas (27:58:41)
Germán Cordisco (29:31:23)
Martín Cordoba (34:53:28)
Nicolás Kierdelewickz (35:04:28)
Darío Arauz (35:24:26)
Fabián Alberto Duarte (35:31:39)
Héctor Bengolea
Leonardo Bugge
Gerardo Re

Voy a confesar que habiendo estado en Atenas, habiendo corrido hasta Maratón, leyendo las experiencias y viendo videos como el que voy a compartir, uno podría sacar dos conclusiones: una, el terreno es espantoso. O sea, en 246 km el paisaje va cambiando mucho, hay partes que son alucinantes como estar corriendo al lado del mar azul, pero también hay zonas fabriles, puro asfalto, camiones que te rozan los codos… y lo segundo, es que es la carrera más emocionante del mundo. ¿Cómo puede ser algo tan atractivo y tener partes tan feas? No lo sé, lo veo en la experiencia de muchos corredores que detestan la Espartatlón y se mueren por volverla a correr. Será que superar ese paisaje es parte del desafío, o que la herencia histórica es atravesar esas dos ciudades sin abandonar del todo el hogar que el hombre se hizo para sí mismo. Es algo que pretendo averiguar.

La otra confesión es que mientras veía la parte de las llegadas, se me hizo un nudo en la garganta y me puse a llorar. ¿Cómo puedo emocionarme así por una carrera que jamás hice, viendo la meta de personas a las que no conozco? No lo sé, pero pasa. Será que ya me siento ahí, me imagino llegar.

Son 20 minutos de video que condensan casi 36 horas. Quizá algún día yo aparezca en una filmación similar…

Semana 6: Día 38: Mi sueño actualmente

Ok, estoy pensando en la Espartatlón. En poder anotarme y en terminarla. Pero no va por ahí la cosa. Hace poco mi amigo Nico me compartió un video, que a mí me fascinó. Entiendo que esto me pasa a mí porque me gusta correr, porque hace mucho que no participo de una carrera de aventura, y porque esas imágenes me evocaron a muchas experiencias imborrables en mi vida.
El running se convirtió en una excusa para conocer lugares y personas increíbles. Me ayudó a conocerme (porque uno se conoce mejor al estar agotado en medio de la montaña) y a aprender cuáles eran mis límites (y cómo superarlos). Cuando vi este video rememoré los nervios de la salida, el cansancio, los dolores, las imágenes de la naturaleza en el fondo, los pies yendo uno adelante del otro, comer en la marcha, hidratarse, transpirar, cansarse, y recuperar la vida al cruzar la meta. Todas cosas muy difíciles de explicar a quien no lo vivió.
Este video me hizo sentir “yo quiero estar ahí, haciendo eso, ahora mismo”. Me pareció que era una buena oportunidad compartirlo con todos:

Semana 2: Día 8: Mi primera maratón en Grecia

Hace dos años, cuando terminó la primera temporada de Semana 52, me copié de Murakami y me fui a correr a Grecia. Fue una experiencia alucinante, que capturé en video imaginando un eventual documental… que nunca ocurrió. Hoy estoy coqueteando con la idea de inscribirme en la Maratón clásica, que se corre el 10 de noviembre. Falta muy poco, lo tendría que cerrar ya… Pero mientras lo pienso, decidí revivir esa maratón furtiva que me mandé.
Esta es una selección de videos, algunos duran pocos segundos, pero son algunas piezas del rompecabezas del viaje. El más emocionante de todos es la llegada, donde caí a los pies de la estatua en homenaje al dios Hermes (y a los 2500 años de la batalla de Maratón). Por un lado no fue hace tanto, por otro parece una eternidad. Fue dos mudanzas atrás, en otra situación sentimental, con otro entrenamiento y otra cabeza. Empieza en mi departamento en Palermo, donde actualizo el blog… fuera de escena me afeito. De ahí pasamos directamente a la madrugada de Atenas, donde largo escoltado por mi amigo Gerjo… va saliendo el sol, y con él la llegada a la meta en Maratón. En el último tengo una emotiva conversación telefónica con mi papá…
Odio mi voz, pero si los ven igual me hacen un favor…

A %d blogueros les gusta esto: