Archivo de la categoría: Puma Running Team

Semana 50: Día 348: Vestido de pies a cabeza

 A dos semanas de correr en Grecia, llegó una excelente noticia: la marca deportiva Puma decidió auspiciar nuestra aventura y vestirme a mí y a mi equipo.

Hace poco le habíamos acercado esta propuesta. Como saben, Puma auspicia a nuestro running team, y gracias al descuento especial que tenemos, siempre comprábamos ropa de ellos. Buena calidad, buen precio. No hay más vueltas que esa.

Cuando empezamos a planificar cómo iba a ser nuestra Espartatlón intentamos conseguir sponsoreo. No es tarea fácil, sobre todo cuando involucra a un atleta desconocido, que no va a buscar el podio, y ante la prohibición expresa de la organización de que la vestimenta no lleve leyendas ni promocione productos. Germán, mi entrenador, tuvo la idea de aprovechar su contacto con Puma y proponerles que nos vistan como forma de apoyarnos. Ayer el sueño se cumplió.

A uno de sus locales llegó una pila de ropa y zapatillas, y uno de esos pares será el de recambio durante la carrera. También elegimos medias, unas calzas increíbles, pantalones cortos, remeras (tanto para salir como para la competencia) y un rompevientos. También sacamos una mochila donde guardar la cámara y todo lo referente a la carrera, y Germán me dio un cinto con bolsillo, donde va una caramañola grande. Lo probé anoche y me resultó muy cómodo, así que eso va de una a la Espartatlón.

Pero la vedette de todo este combo es la remera con la que voy a correr. Por supuesto saqué dos para poder cambiármela. Al principio me había imaginado corriendo con una musculosa, pero me enamoré de la  evoPOWER. Esta casaca, inspirada en el modelo de zapatillas del mismo nombre, está pensada para que los futbolistas se mantengan frescos y cómodos, peor creo que para mí me va a venir bien también. Está hecha de un tejido Jacquard sin costuras, muy ajustada al cuerpo. La probé ayer en un fondo de 17 km y me encantó. Me faltaría probarla cuando haga mucho calor, aunque le tengo mucha fe.

Así que puede que vean muchos pumitas en las fotos de la carrera. Este es un espaldarazo que me emociona mucho, y renueva mi confianza en Puma (los que me leen de hace tiempo saben que les hago publicidad desde hace cuatro años, sin obtener nada a cambio). Solo queda llegar a Europa. Al menos voy bien vestido.

Semana 49: Día 337: Entrenando con los Teams Puma

Hoy se dio un evento muy entretenido que fue un entrenamiento colectivo entre todos los Puma Running Team: el de Zona Norte (al que pertenezco), Puerto Madero y Palermo, este último jugó de local porque nos juntamos por esa zona.

La experiencia fue interesante porque de golpe triplicamos la cantidad de alumnos. Había, por supuesto, tres entrenadores, y pude comprobar que cada uno tiene sus códigos y su modo de entrenar. En turnos de 20 minutos fuimos rotando, en grupos mezclados, para entrenar técnica con uno, pasadas con otro y suelo (o musculación) con Germán, mi coach habitual.

Gracias a que nos mezclaron pude encontrarme con otros corredores, algunos mucho más veloces que yo (esto fue una novedad y un buen ejercicio para el ego). Pude intercambiar anécdotas con otros atletas, y escuchar de un chico que hizo su primera maratón en 4 horas. No es nada destacable eso, pero la primera mitad corrió a 7 minutos el kilómetro y el restante a 4, cuando se dio cuenta de que estaba yendo demasiado lento. Otra que empezar en forma conservadora… Le dije que los seres humanos hacemos el camino inverso, arrancamos con todo y terminamos bajando.

El cambio me vino bien porque Palermo me queda más cerca que San Isidro, aunque si hay una próxima vez y es en Puerto Madero, tendría la posibilidad de salir de casa 10 minutos antes… Es interesante ver qué zonas de la Ciudad se pueden aplicar para un entrenamiento combinado. Hice pasadas a toda velocidad, me reí mucho con los ejercicios de técnica (sobre todo con los que desconocía) y pude comprobar que la práctica hace al maestro. En nuestro grupo los burpees, que tanto odiamos, los manejamos con bastante soltura, mientras que los chicos de otros grupos que lo hacían por primera vez tuvieron dificultades, primero para entender cómo hacerlo y segundo para que les salga. ¿Y no es eso progresar? Todos fuimos un desastre el primer día, y aunque no estamos para dar clases de burpees, al menos ahora podemos hacer diez seguidos.

El día ayudó y nos acompañó el sol. Además conocí a gente de Puma que me aseguró que me van a dar ropa para la Espartatlón. Eso espero, ¡realmente la necesito! Fue un día relajado, aunque el entrenamiento haya sido intensivo. Ahora me queda descansar para enfrentar el fondo de 50 km de mañana.

Grecia espera…

A %d blogueros les gusta esto: