Corriendo en la fría Patagonia

img_0698

Hace frío en San Martín de los Andes. Lo cual no es extraño en este inicio de otoño. Pero cuando uno viene a encarar una carrera de varias horas, muchas de ellas en la noche, conviene tener algunas precauciones.

En mi experiencia siempre preferí tener calor a tener frío. En igualdad de condiciones (mismo terreno, alimentación e hidratación responsable) para mí es mejor exponer mi cuerpo a una temperatura elevada que a una baja. Todo afecta al rendimiento, pero el frío lo sufro como una tortura, algo que duele en el cuerpo y no te deja pensar. La única alternativa es seguir avanzando y no dejar que el cuerpo se enfríe. Admito que me da más miedo, me da la impresión de que corriendo a bajas temperaturas arriesgo más.

Patagonia Run me hizo sentir lo que es correr con frío, y fue una experiencia que juré no volver a repetir. Esta va a ser la quinta vez que falto a mi promesa. Lo que aprendí fue que no importa que me esté congelando, mi cuerpo igual necesita agua (por eso hay que evitar que se congele). También encontré necesario frenar lo menos posible en los puestos de hidratación. Entrar en calor cuando hace mucho frío es más difícil, y tuve situaciones donde me quedaba al lado de una fogata o una caldera y al volver al camino temblaba incontrolablemente. Una sensación espantosa.

Para este año, Windugu no ofrece un pronóstico esperanzador. Al parecer la largada, el viernes a las 18, va a ser con lluvia y temperaturas de un dígito. Aunque el sol salga a las 7:30 de la mañana, y suponiendo que no esté muy densamente nublado, el sol recién empieza a calentar cuando pasa las montañas, recién a las 9. Por eso tendremos muchas horas de oscuridad y sombra.

¿Es este el momento de sucumbir ante el pánico? Yo diría que sí.

Pero usemos el miedo de nuestro lado. He sufrido mucho mucho frío en esta carrera y cada año volví decidido a aprender de mis errores. La lección más importante es que hay que abrigarse de más y no de menos. Por ejemplo, dos pares de guantes: uno primera piel, que nunca me saco, y unos de esquí, para los momentos más complicados (como el ascenso al Cerro Colorado). También aprendí a llevar un cubrepantalón, que como su nombre sugiere agrega una segunda capa aislante a las piernas. En cercanías de una cumbre, cuando no hay vegetación que bloquee el viento, son un aliado muy importante.

Cambiarse la ropa en los puestos también debería ser parte de la estrategia. En esta carrera hay tres puestos donde los corredores pueden dejar lo que deseen. Son el Colorado 1 (que lamentablemente está después del complicado ascenso al Cerro), el Quechuquina (donde frenar mucho tiempo hace que arrancar sea una agonía) y el Colorado 2, que es el mismo que el primero, solo que se encara volviendo a la meta. Dejar una muda para cada puesto puede significar no sucumbir ante el frío que se potencia por nuestra transpiración. Y pobre de quien se queda descansando media hora al lado del fuego.

Como en cualquier actividad física, estar en movimiento nos ayuda a mantener el calor, estemos mojados o no. Lo que no debemos descuidar es qué hacemos cuando estamos quietos, sea en los puestos o en la llegada. Para la meta hay que ponerse un abrigo seco, sin creer que por eso vamos a arruinar nuestras fotos con la medalla de finisher.

El frío puede darnos tal paliza que necesitemos abandonar, pero en una carrera de montaña como esta puede no se algo tan fácil.  El protocolo indica que hay que seguir hasta el siguiente puesto y por nuestros propios medios. O sea que si antes de subir al Cerro Colorado nos damos cuenta de que las calzas cortas no fueron una buena idea y que es conveniente guardarse para el próximo año, la única opción va a ser cruzarlo y llegar hasta el siguiente puesto. Por eso un clima helado nos obliga a considerar todas las posibilidades de antemano, sin dejar nada librado al azar. Ante el calor siempre podemos desabrigarnos. Ante el frío, solo podemos depender de lo que llevemos encima.

Publicado el 5 abril, 2017 en Semana 52. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: