Del blog a la televisión

del-blog-a-la-television

Suena el teléfono. Miro el identificador de llamada y leo “Cone”, apodo de Germán, mi socio/entrenador/hermano de la vida. Lo atiendo y apenas empieza a hablar, lo noto entusiasmado. Se hace un poco el misterioso y me asegura que es una pena que esté de novio, porque lo que tiene preparado, me asegura, pondrá a todas las mujeres a mis pies (okey, quizá no me haya dicho eso, pero me pareció que quedaba bien empezar así este relato).

Cierto programa de televisión por cable, llamado ESPN Run, narra carreras desde la mirada de algún corredor elegido. En este caso el postulado soy yo, el mismo que escribe estas líneas, y la prueba a presentar son los 42 km de Buenos Aires, que se corre este domingo 9 de octubre.

No me cuestioné por qué era yo. No soy atleta de elite (estoy bastante lejos de serlo), pero creo que tengo un buen ritmo. Gozo de buena salud, tengo un cuerpo con el que estoy muy conforme, y visto un tatuaje que espero que salga bien en cámara. Además estoy esperando la oportunidad de volver a correr con la musculosa de Bolt. Sin embargo, me asaltaron muchas dudas. Las de todas las carreras… ¿Y si me va mal? ¿Y si esta molestia mínima que siento en la cadera se transforma en un dolor insoportable que no me deja alcanzar la meta? ¿Y si me va peor que nunca? ¿Y si…?

De todos modos, fui escéptico. Le dije que lo iba a creer cuando lo viera. Hablé con el productor del programa, quedamos en organizar más tarde cuándo íbamos a juntarnos a grabar. Pensé que seguramente nunca iba a volver a llamarme. No sería la primera vez. Todavía estoy esperando que Ronnie Arias me llame de su programa de radio para hablar de cuando fui a correr a Grecia… en 2011. El año pasado iba a salir al aire en la Rock & Pop para discutir sobre running, y en su lugar salió otra persona. Y por supuesto, yo le había avisado a mis amigos y a mi familia.

Pero el productor llamó. Y acordamos que venían a las 10 de la mañana a mi casa para grabarme desayunando y preparándome para entrenar. Eso me obligó a levantarme muy temprano y ordenar la casa (para un hombre, ordenar la casa es igual a esconder la mugre y meter todo en ese cuartito donde van las cosas que no tienen un lugar definido). Pensé que o no venían, o se iban a demorar. Llegaron 9:55.

Cuando sacaron una steady-cam y una cámara con triple y una lente cuyo precio cubriría mi alquiler los próximos seis meses, me di cuenta de que esto realmente estaba pasando. Me filmaron preparándome, desde varios ángulos, y en cámara lenta. Una acción sencilla como agarrar las llaves y cruzar la puerta se convirtió en la toma de Armageddon. No estaba saliendo afuera de mi departamento, estaba caminando a un cohete para ir a salvar al planeta Tierra.

La jornada siguió entrenando en Tigre, donde me limité a correr y a hacer caso a todo lo que me sugerían. Fue realmente fascinante.

La lluvia interrumpió la grabación, que se va a retomar mañana. En lo único que pienso es en no hacer el ridículo el domingo. No me suele pasar. Muchas veces siento la mirada puesta en mi desempeño, pero una cosa es grabarme cruzando el marco de una puerta y repetirlo si al pasar caminando pateo una silla sin querer, y otra es la Maratón de Buenos Aires. Para eso hay una sola toma. Y realmente está pasando.

Mamá, llegué a la tele.

Publicado el 5 octubre, 2016 en Semana 52. Añade a favoritos el enlace permanente. 12 comentarios.

  1. Menos mal que te conocemos de pobre… Sino después capaz nos ignores. ¡¡¡Felicitaciones!!!! ¿No habrán leído mi Blog y por eso te contactaron? Jajaja
    ¡Se lo merece! ¡Disfrute todo lo que pasa!

  2. Yo te vi en Grecia. El domingo te veré en la TV. No me extraña. Te quiero

  3. Necesito la data exacta sobre día y hora en que se transmitirá el programa. Viste que a los del interior nos discriminan un poco y nos recortan la grilla…

  4. que excelente! felicitaciones! te va a ir barbaro…. olvidate

  5. buenisimo martin merecidisimo siempre me pregunte como elegian a los corredores que contaban las carreras en espn run. saludos y buenos kilometros

  6. Martin, sé vos mismo… imposible que nada resulte … seguramente traspasaras la pantalla. Espero, desde otro lugar, acompañes e incentives a otros tantos o reanimes a quienes se tomaron un descanso del running, o estan atravesando una lesión.
    Excelente jornada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: