Spartathlon en vivo

spartathlon-en-vivo

Mientras escribo esta entrada van diez horas de carrera. Todavía falta más de un día para que sepamos cuántos de los 370 corredores que salieron de la largada lleguen a destino. El clima en la salida fue benigno, pero durante el día la temperatura alcanzó los 27 grados.

Esta es la edición número 34 del Spartathlon, y al igual que el año pasado, siento que una partecita mía quedó allá en Atenas. Gracias a los videos y al streaming en vivo, confirmo que cada instantánea y cada recuerdo en mi cabeza son reales. El amanecer en Atenas, al pie de la Acrópolis, es exactamente igual a como lo viví. Se me pone la piel de gallina, y renuevo mi promesa de volver ahí. Algún día.

El sitio del Spartathlon permite hacer un seguimiento en vivo de los corredores. Todavía es muy pronto para saber demasiado, 10 horas de carrera no es nada para ninguno de los inscriptos. Unos meros 80 kilómetros (para la gran mayoría), que ni se acercan a las marcas que tuvieron que presentar todos para poder inscribirse. Los punteros, por supuesto, ya pasaron la marca de los 100 kilómetros. Es lo que tiene esta carrera, los que ganan lo hacen con un gran margen del pelotón final. Estadísticamente, la gran mayoría finaliza cerca de las 35 horas, siendo 36 el límite máximo. Quizás haya algo de especulación para terminar lo más entero posible.

Hora de Argentina, los corredores largaron a la 1 de la mañana. Eran las 7 en Atenas, y ahora son las 5 de la tarde allí. Hace media hora cerró el puesto 22, de asistencia total (una de las vedettes de la carrera), y aparentemente 21 corredores ya quedaron afuera. La tasa de abandono, al final, va a ser del 40%, y quizá más, si es que el clima de mañana se vuelve más implacable.

Desde acá sigo a los corredores de todas las naciones que se le animan a la carrera más dura del mundo, y en especial a Ivana Farías, la primera espartatleta mujer, con quien tuve el honor de coincidir en 2014. Este es su segundo año, y dicen que es mucho más difícil hacer doblete que completarla por primera vez. La confianza puede ser una mala consejera. Lo mejor es tenerle mucho respeto a esta carrera (y a todas en general), confiar en el entrenamiento, y no dejar que la cabeza nos detenga.

Publicado el 30 septiembre, 2016 en Semana 52. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: