Una pesadilla recurrente

Una pesadilla recurrente

Estoy corriendo una carrera. Físicamente me siento excepcional. Ni un dolor, no hay ni siquiera ampollas. Tengo aire y mucho resto.

Pero falta mucho para la meta.

Es una carrera de aventura. Llevo calzas. Estoy muy preparado.

Entonces entro en la ciudad. Y me pierdo.

El reloj avanza. Doy vueltas, pido indicaciones. No veo más marcas, ni cintas, ni vallas. No sé a dónde ir, solo sé que cada vez hay menos tiempo.

No puedo recordar a qué hora empecé. Intento hacer memoria, pero no me viene a la mente. Sé que generalmente largamos a las 8 de la mañana, pero ya son las 9 y media de la noche. ¿Hasta qué hora me van a esperar?

A veces estoy corriendo el Spartathlon. Otras los 42 km de la Maratón. Siempre hay escaleras, edificios intrincados y gente que sigue con su vida. Meto mi carrera en medio de ellos. Me doy cuenta de que estoy perdido, de que no era por ahí, pero no sé volver sobre mis pasos.

Alguna vez pedí ayuda, y aunque encontré gente preocupada por mí, nadie se apuró. Todos se tomaron su tiempo mientras el reloj avanzaba implacable. Anoche volvía a la largada, donde estaban guardando las vallas y las banderas. Me decían que era el último, y quería salir rápido para empezar a pasarlos y ganar posiciones. Un policía se ofreció a llevarme hasta donde me había perdido. Miramos un mapa, pero no podía indicarle dónde había tomado ese giro equivocado. Fuimos a la casa del oficial a buscar su patrullero. Caminamos a paso tranquilo, mientras la desesperación por el cronómetro me estrujaba el corazón.

En estos sueños estoy entre la desesperación de estar afuera de mi ámbito y la impotencia de que me ignoren. Es demasiado pretender soñar con el recorrido completo, saliendo de la largada y llegando a la meta. El único consuelo que encuentro es que en medio de esa desesperación interna que vivo, me pongo a desear que todo esto sea un sueño. Y se cumple en el alivio del despertar.

Publicado el 2 mayo, 2016 en Semana 52 y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: