Semana 38: Día 260: Al mal tiempo… correr

Debería hacer un seguimiento al post catártico que escribí ayer. Sé que preocupó a más de uno, que me escribió y agradezco muchísimo el apoyo. No resolví absolutamente nada en las últimas 24 horas, pero sin dudas me ayudó escribirlo.

Lo que sí me doy cuenta es de que cualquier pensamiento negativo o sensación de vacío se resuelve corriendo. Incluso en las condiciones más adversas.

Hoy me levanté a las 5 de la mañana, algo que la mayoría odiaría. Afuera hacía frío, el pronóstico indicaba una mínima de 1 grado que sospecho no habíamos alcanzado. Me vestí, desayuné, preparé las cosas en la mochila, y ni a palos tenía lo que suelo tener para fondos largos. No había pinole ni fainá, solo agua, pasas de uva y ganas. A las 6:15, después de ir al baño varias veces (para reducir las ganas de buscar un arbolito por la calle), salí, puse el GPS y arranqué.

Como siempre, me abrigué por demás. Guardé los pañuelos que tenía en el cuello y la cabeza, pero me dejé los guantes puestos, por las dudas. Como cualquier madrugada de estos meses fríos, era una noche cerrada. El pie no me dolía, así que apreté. Corrí entre la gente que volvía a dormir y los que encaraban un compromiso temprano. En el kilómetro 8, mi primera posta, tomé agua del bebedero. El metatarso todavía no dolía, lo cual me pareció una buena señal. Seguí hasta la cancha de River, sin saber si encaraba Libertador o si cruzaba el puente para salir al otro lado. En el momento decidí ir al puente.

Pasaban los kilómetros y el pie no dolía. Pasé por debajo de la General Paz, el Carrefour de provincia y llegué a la costanera de Vicente López. Le saqué una foto al amanecer, un cielo que se iba iluminando de a poco. A medida que se iluminaba el día, la temperatura se desplomaba. Me tuve que poner el pañuelo para proteger las orejas. Con cada exhalación salía un vapor cada vez más blanco.

Por el kilómetro 15 me empezó a doler el metatarso. No en cada pisada, pero una irregularidad, o apoyar en una superficie blanda, me hacía ver las estrellas. La meta era en la Shell, donde tenía una reunión con Nico y Germán, nuestro entrenador. Era a las 8, y para no llegar tarde, en lugar de desviarme por el costado del Tren de la Costa, corté camino por Libertador. Debe ser una cuestión mental, porque a menos de diez cuadras, casi llegando, el dolor era terrible. Difícil creer que sea una casualidad. Pero aguanté, no bajé el ritmo, y llegué, pasado apenas un par de minutos.

La reunión, en la que hablamos del desarrollo de un sitio web, transcurrió en un lugar donde tenían calefacción… afortunadamente. Frenar me enfrió. No me cambié, y la térmica mojada empezó a bajarme mi propia temperatura interna. Me abrigué, y para las 9 estábamos en la base donde nos juntamos a entrenar con los Puma Runners. Pero el frío que tenía en ese momento era terrible. Llevaba 21,5 kilómetros corridos en 1 hora con 45 minutos.

Después llegó el ansiado entrenamiento con los chicos, con pasadas, muchísimas abdominales, muchísimos burpees, y fondo de regreso, por lo que terminé corriendo 34,4 km en toda la mañana. Mi humor era inmejorable. No me sentía cansado, ni tampoco que mi vida estaba fuera de eje. Opté por no pensar en trabajo por el resto del día, y lo cumplí. Ahora estoy en casa, con sueño y a punto de irme a dormir. Me ayuda planificar mi próximo fondo (mañana, domingo, unos 20 km) y planificar el megaentrenamiento del sábado que viene. Quizá corra una distancia superior a 100 km, en un mismo día. Y lo pongo en condicional, porque me cuesta pensar en hacer 150 km de corrido. ¿Cómo será? ¿A qué hora tendría que arrancar? ¿Cómo sería la estrategia? Digo que me cuesta porque no lo tengo definido, pero no me asusta, en absoluto. Al contrario, definirlo me va a ayudar a pasar esta semana. Tengo un nuevo objetivo. Corrí mucho y voy a correr mucho más. ¿Qué otra cosa podría pedir?

Publicado el 14 junio, 2014 en Entrenamiento, Espartatlón III semana 38, fondo, http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post, motivación, running. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: