Semana 32: Día 218: Rumbo a la Carrera de Star Wars

Sí, soy un poco fan de Star Wars. No demasiado, porque nunca me alejé de las películas. Recuerdo de chiquito ir a ver Episodio VI (El Regreso del Jedi), y ver la cabeza gigante de Darth Vader en pantalla grande. Vi la nueva trilogía en el cine, me compré tres remeras de Star Wars cuando viajé a Europa (cada una en un viaje distinto, no sé por qué nunca las adquirí acá), tengo el poster de Episodio VI enmarcado, listo para caerme en la cabeza mientras duermo, me conseguí las tres parodias que hicieron en Padre de Familia en DVD (original, por supuesto), y mi hermano mayor cometió el error de regalarme su colección de muñecos originales (de 1977, año en el que nací).

No soy nada comparado con otros fanáticos que han visto todas las series televisivas, han leído los cómics y las novelas, jugado a los juegos… me parece una franquicia muy copada, con mucha onda, y me entusiasma la nueva trilogía que va a encarar Disney.

Pero jamás me había interesado en correr la carrera de Star Wars que se hace dentro de pocas horas. ¿Por qué? Bueno, son seis kilómetros, y no es una distancia que me represente un desafío. No quiero sonar soberbio, pero como me acostumbré a fondos largos, me parece que no amerita el esfuerzo ni el dinero. Entiendo la necesidad comercial de hacer un recorrido muy accesible a una enorme porción de público (de hecho sé que agotaron el cupo), así que hasta ahí había llegado mi amor por la Guerra de las Galaxias.

Peeeeeero… mi amigo Seba, a quien ayudé a empezar a entrenar en el verano pasado, la quería correr. Nunca hizo esa distancia, y me pareció que lo tenía que acompañar. Como un padre que ve a su hijo dar sus primeros pasos, yo lo vi correr por primera vez y sorprenderse de que en nuestro primer entrenamiento había hecho más de un kilómetro. Así que fui y me inscribí. Intentaré analizar esta carrera desde una perspectiva objetiva y sin prejuicios. Es una fiesta para los corredores que no están acostumbrados a distancias largas, y para fanáticos de la saga que quieren participar de algo así, sin medir las consecuencias (me imagino a algún Chewbacca muriéndose de calor).

Entonces hacia allí voy, dispuesto a sumarme codo a codo con un amigo que quiere celebrar el 4 de Mayo, día de Star Wars.

¿Por qué esa fecha? Porque “May the 4th”, como se pronuncia esa fecha en inglés, suena parecido a “May the force”, inicio de la famosa frase “Que la fuerza esté contigo”. Vamos a ver qué nos espera…

Publicado el 3 mayo, 2014 en Carrera, Espartatlón III semana 32, http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post, running, Star Wars Run. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: