Semana 30: Día 209: ¿Hasta cuándo duran las zapatillas?

Cuando uno se encariña con un calzado, desearía que duren para siempre. Entrenar es también desarrollar una rutina sostenida en el tiempo, y nos gustaría que no se alterara.

Las zapatillas tienen una vida útil, y quienes hacemos fondos con cierta constancia sabemos que no nos acompañarán eternamente.

Dicen que se deben cambiar cada mil kilómetros. Otros hablan de cuatro meses, como si usarlas o no fuera indistinto. Yo he tenido más zapatillas de las que podría recordar, y conforme aumento mis kilómetros mensuales, menos me duran.

Mi mejor experiencia la tuve con la marca Asics y después con Puma. Los cambios se debieron a que las sentía muy duras o a que el material cedía y se rompía. Destrocé las últimas Faas que me compré solo con un mes y medio de uso intenso. Anoche, le tocó el turno a mis Puma Nightfox.

Es un modelo pensado en aventura. Son pesadas y resistentes. Tienen una malla metálica por dentro y hoyos en la suela para que escurra el agua. Las usé en mi entrenamiento de 100 km y en la Patagonia Run. O sea que pasaron por mucho. Ayer, haciendo un regenerativo con los Puma Runners me enganché los pies con una rama. Digamos que con el pie izquierdo la trabé y con el costado interno del derecho le de una patada.

Trastabillé. No sentí más dolor que el de un golpe contra algo duro. Llegué a pensar que esos accidentes rompían zapatillas. En la oscuridad de la noche, camuflado por mis intactas medias negras, no noté nada fuera de lo común. Haría falta estar en casa para notar el tremendo agujero que le hice.

¿Podría seguir usándolas? No sin cierta vergüenza, pero ya es un camino de ida. Si corro posiblemente el agujero crezca, o podría pasar algo menos notorio (en un principio) y es que pierda sostén y firmeza. En lo que a mí respecta, ayer asesiné a mis Nightfox.

Hay calzado que no dura nada, otros que se retiran habiendo cumplido con el deber, y otros como mi amigo Marce que lleva ocho años usando el mismo par y se niega a tirarlo. Pero todo depende del modelo y del uso. En mi caso, llega la hora de empezar a mirar precios de zapatillas…

Publicado el 24 abril, 2014 en calzado, Espartatlón III semana 30, http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post, running, zapatillas. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. 8 años marce con sus zapas? Jajajajaja, que animal!. Igual que lo tuyo en asesinarlas. Esas nightfox servían para días tranquilos de entrenamiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: