Semana 26: Día 176: ¿Musculación o running?

La respuesta ideal a la duda de si correr o hacer fierros parecería ser “las dos”, pero vivimos en un mundo injusto que solo tiene 24 horas, y pretende que un tercio de ellas estemos durmiendo.

Los atletas aficionados, que no estamos cerca del podio ni tenemos la suerte de contar con sponsors, nos las arreglamos para entrenar cuando podemos. A veces lo hacemos muy temprano o muy tarde, otras inventamos un hueco donde no existe. En mi caso había logrado el equilibrio perfecto para no tener que faltar a los entrenamientos con los Puma Runners. Los lunes y miércoles a la noche, y los sábados a la mañana, eran sagrados. Sumar otro día era muy complicado, pero un fondo largo en domingo podía meter. Cuando las distancias aumentaron o no me alcanzaban los kilómetros que corría en la semana, improvisé ir al entrenamiento o volver corriendo. El viaje en tren era una hora, hacerlo trotando me tomaba unos 45 minutos extra. También hice trámites en la otra punta de la ciudad a pie, o sacrifiqué horas de sueño para levantarme temprano y salir a correr.

Pero antes de todo esto, con el volumen de 160 a 200 km por mes, tranquilamente le podía sumar una hora diaria de musculación, levantando pesas o haciendo dominadas. El tema es que creo que llegué a un límite en cuanto a tiempo y esfuerzo. Me estoy concentrando en hacer distancia y no me queda mucho más para fortalecer los músculos del tren superior.

Por suerte pude comprobar que aunque no consuma proteína animal podía aumentar mi masa muscular, a veces un kilo por mes (me dicen que en cualquier circunstancia eso es lo ideal). Ante la situación de elegir entre correr y aumentar mi masa muscular, elegí lo primero. Sé que voy a perder algo de músculo (en dos semanas me lo confirma la nutricionista), pero por ahora es lo que hay.

Siento que en mi realidad actual es a lo que puedo aspirar. Las piernas no las voy a descuidar, pero seguramente pierda algo de bíceps, tríceps y hombros. Calculo que después de la Espartatlón volveré a mi punto de equilibrio. Me queda deporte para rato, y puedo darme ese lujo…

…excepto que un sponsor me mantenga los próximos seis meses. Nada me gustaría más que dedicarme solo a entrenar…

Publicado el 22 marzo, 2014 en decisiones, Espartatlón III semana 26, http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post, musculación, running, Spartathlon. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. El gimnasio te vacuna de lesiones. Deberías replantear tus posibilidades y tenerlo en cuenta. Abrazo Juanca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: