Semana 23: Día 160: ¡Hidratate!

Cada vez que alguien comparte una carrera de aventura con nuestro amigo Mak, su recomendación es siempre la misma: ¡Hidratate! Hemos llegado al punto en que lo imitamos y nos reímos, pero ese podría ser el consejo más valioso que nos dio alguien jamás.

Somos 70% agua. No nos damos cuenta porque esto se encuentra dentro de nuestras células, pero pasa también con las frutas y verduras. Basta ver una pasa de uva para entender cómo se reduce su tamaño cuando se la seca, o la cantidad de líquido que saca una juguera. Uno creería que ante tamaño porcentaje no haría falta seguir tomando agua, pero para los deportistas es imprescindible. Entre otras cosas, porque mantener un buen nivel de hidratación evita, por ejemplo, calambres, algo que nos podría dejar afuera de una carrera. Además el agua en el estómago nos permite asimilar los geles (si es que los tomamos). Tomar también ayuda en la lubricación de las articulaciones y en mantener una correcta fluidez sanguínea.

Yo agregaría algo que generalmente no está dentro de las alarmantes recomendaciones de los sitios de internet, y es que el agua nos ayuda también a regular la temperatura corporal. Últimamente, por las distancias que estoy haciendo, prefiero las bebidas isotónicas, por sus niveles de electrolitos y la cantidad de hidratos que contienen, pero siempre me mojo la frente, la nuca, las muñecas… a veces incluso si hace un poco de frío y voy por el kilómetro veintipico. Es cierto que en días que no son tan calurosos no tengo la misma sed. Al transpirar menos el cuerpo no me pide tanto líquido, y es una excelente muestra de que cuando hace calor hay que tomar más.

¿Cómo saber cuánta agua beber? Yo creo que, como todo, no hay una fórmula universal. ¿Son dos litros diarios? ¿Dos y medio? ¿Tres? Una forma de medirlo es la orina, que tiene que ser lo más transparente posible, sin ser absolutamente incolora. Y tampoco creo que tenga mucho sentido esperar a la actividad física para tomar, uno directamente terminaría corriendo detrás de un árbol a hacer pis (los hombres, al menos, contamos con esa ventaja). La hidratación no empieza en el entrenamiento o la carrera… de hecho, ni siquiera empieza. Es algo constante. Hay que empezar el día hidratándose, por esas ocho horas de ayuno que uno trae al comienzo del día. Tomar algo cada tres horas es la mitad del camino.

Una vez por año algún diario saca un artículo que dice que no hace falta tomar tanta agua, que con infusiones y frutas alcanza, lo que colabora a la confusión general. Además muchos creen que uno puede acostumbrarse a bajar los niveles de hidratación, como para optimizar los tiempos de carrera. Solo los ganadores de las maratones se pueden dar el lujo de tomar poco y perder mucho peso por deshidratación. Pero son la elite, son el podio contra los otros siete mil corredores.

Yo me acostumbré a llevar mi botella de agua a todos lados. Es un hábito totalmente incorporado. A alguno quizá le moleste verme acarreando mi bebida a todas partes, pero la salud y un funcionamiento óptimo de mi cuerpo me resultan más importantes que la popularidad.

En las ultramaratones llevamos todo al extremo. Perder más del 25% del peso corporal en transpiración puede ser fatal, y en la Espartatlón hablamos de una pérdida mucho mayor. Con el calor constante, tomar agua va a ser algo tan obligado como respirar. Y yo sé que la costumbre de tomar líquido no empieza cuando ponga un pie en Atenas, sino que viene asentándose en mí desde hace rato…

Publicado el 6 marzo, 2014 en agua, beber, deshidratación, hidratación, http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post, salud, ultramaratón. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. ¿qué onda el comer y las “necesidades fisiológicas” en la espartatlón? (o en cualquier ultramaratón non-stop)

  2. Los hombres corremos con ventaja… es cuestión de buscar un lugar reparado y chau. Siempre llevar papel o pañuelitos en la mochila (en algunas carreras de montaña, como La Misión, te piden que lleves una palita para enterrar… tú sabes). Lo que pasa en la ultramaratón, queda en la ultramaratón…

  3. Mire Ud! siempre se aprende algo nuevo! Gracias por el dato!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: