Semana 23: Día 159: ¿Por qué es indigno envejecer?

Hoy empezó a circular en las redes sociales una foto de Arnold Schwarzenegger andando en bicicleta al lado de un fotograma de Terminator 2, cuando andaba en motocicleta. La comparación pretendía ser humorística, y muchos de los que la compartían se mofaban, como también lo hicieron hace unos años, cuando comparaban su físico en los años de Mr. Olympia con su estado flácido actual.
Yo dudo que ninguna persona salga mejor en una foto 20 o 30 años después. Pero lo que me sorprende es que nos burlemos del deterioro físico, incluso cuando es en el caso de un retrógrado y fascista como Schwarzenegger. ¿Qué es lo gracioso de envejecer y perder el pico de estado físico? ¿O la gracia está en ver deteriorado a alguien que supo estar en la cima? ¿Por qué creemos que envejecer con dignidad está relacionado con la ausencia de canas, la tonificación muscular y la cantidad de arrugas en la cara? ¿No estamos constantemente justificando el lifting y el botox?
No queremos envejecer, como tampoco queremos engordar o perder musculatura. Sería hipócrita decir lo contrario. Pero si encontramos que el físico es motivo de burla… ¿No estamos colaborando con esa picadora de carne que es la sociedad, con sus estándares de perfección? ¿Cómo enseñarle a un niño a que no está bien burlarse de una compañera por estar gorda o de un vecino porque es viejo? Tenemos que sacarnos esos espantosos prejuicios y mirarnos un poco más al espejo.
Yo sé que a mis 70 años no voy a correr 100 km. Dudo que me resultara agradable que comparen fotos mías con mi mejor estado. Creo que a cualquiera le resultaría desagradable. Evidentemente nos cuesta pensar que los cambios que le pedimos a los comportamientos dañinos de la sociedad empiezan por uno. Envejecer debería ser un honor, y no tener un físico perfecto una decisión personal. Y nada más.

Publicado el 5 marzo, 2014 en http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post, salud, sociedad, valores. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Las personas deben amigarse con sus posibilidad. Y llevarse bien consigo mismas. Luego todo esta de maravilla. Para ellas y para los afectos que le rodean. Abrazo Juanca.

  2. Si bien el tema de las diferencias es algo que había notado en nuestra sociedad, no lo había hecho desde el punto de la edad. Buen punto de vista, real y sin nada que agregarle. Los prejuicios son siempre tristes.

  3. ¡Gracias, Juanca! Siempre la palabra acertada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: