Semana 21: Día 145: Correr y comer sano no son sacrificios

¿Qué entendemos por hacer un “sacrificio”? Supongo que el hecho de dejar de hacer algo que no queremos (o hacerlo) para obtener otra cosa. Digamos, que podría ir en contra de nuestra voluntad o de nuestros impulsos. Por ejemplo, Bruce Willis haciendo estallar la bomba que destruye el asteroide (todos vimos “Armageddon”, ¿no?).

Si me guiara por lo que me dicen mis allegados, yo debería ser un mártir que día a día hace tremendos esfuerzos y que tiene una voluntad de hierro. ¿Me creerías si te digo que yo no lo siento así? Dejemos de lado ese karma que tengo con nunca sentirme conforme con nada de lo que hago, esto va más allá. Vamos con un ejemplo. Me invitan a un asado. Hay papas fritas en una fuente (cantidades como para alimentar a un ejército), cerveza, y distintos formatos de cadáver de vaca, cerdo y lo que sea que viene adentro de los chorizos y morcillas. Yo me quedo en el molde con mi agua y un sándwich de milanesa de soja. Entonces pasa el asador, pincha algo que a él lo deleita y que a mí me da impresión y me lo ofrece. Digo que no, seguramente tirando un chiste de esos que caen mal (“no como animales llenos de hormonas de crecimiento alimentados en un feedlot y con barro hasta las costillas”) y me responde “La verdad que admiro tu sacrificio. Yo no largo el asado ni loco” (y sigue su camino).

Pero ¿es un sacrificio si yo no tengo ganas de comer eso? Lo sería si por dentro me estuviese torturando por aguantarme las ganas. Para mí comer así es natural. Quizá en un principio lo que me costaba era pasar de dos comidas diarias con picoteo de un cuarto de pan con Mayoliva y palitos salados a seis comidas diarias sin grasas. Ese hábito fue el que me costó. No sé si califica de “sacrificio” porque básicamente era pasar a comer más y mejor… Como tenía que incorporar esa rutina, me puse recordatorios en el celular. Y como si fuese un perro de Pavlov, escuchar la alarma me daba hambre, y al año desactivé toda la agenda del teléfono y mi cuerpo me seguía pidiendo comida a esas horas. Todo se volvió tan natural que dejó de ser algo impuesto.

Lo mismo con el entrenamiento. Alguna vez que llovía o hacía un calor de locos salí a correr, y por la calle la gente me miraba extrañada, como si hubiese bajado un plato volador y hubiese salido un alien cabezón envuelto en un traje de aluminio. Me ha pasado de meter un fondo extra de 30 km y que les parezca una barbaridad, pero para mí no había sido un gran esfuerzo. Ni siquiera lo fueron los 100 km del sábado pasado. Porque disfruto de correr. Me hace bien, lo ansío, cuando no puedo hacerlo me pongo de mal humor… ¿cómo puede ser un sacrificio hacer lo que me gusta? Creo que debería ser todo lo contrario, ¿no?

Entonces mientras algunos me dicen que soy una persona determinada o sacrificada, yo siento que estoy haciendo trampa. No te dirían que hiciste un enorme sacrificio si te clavás la primera temporada de The Walking Dead en la tranquilidad de tu hogar (suponiendo que te gusten las series… y esa en particular). Tampoco aplaudirían tu determinación si en un bar no tomás una gota de alcohol sabiendo que no te gusta tomar.

Por eso siento que voy a llegar a la Espartatlón, o al menos voy a dar batalla hasta el final. Porque todo esto a mí me divierte muchísimo. Sale en forma natural. Y si hay cosas que te cuestan e igual las hacés… te ganaste mi admiración. Solo podría decirte que te tengas paciencia y te permitas incorporar las cosas que te hacen bien, hasta que se vuelvan tan normales y triviales como hacer las cosas que te gustan.

Publicado el 19 febrero, 2014 en Alimentación, determinación, esfuerzo, Espartatlón III semana 21, http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post, nutrición, running. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: