Semana 20: Día 139: Pinole, la bebida de los superatletas

Los tarahumara son una tribu que vive en México, apartada de la sociedad (aunque la modernidad los está empezando a contaminar), que tienen la particularidad de ser asombrosos corredores. Pueden hacer distancias de 160 km con mucha comodidad, y lo hacen llevando unas sandalias que hacen con cubierta de autos y unas sogas.

Entre sus secretos, que seguramente habrá combinaciones de genética y costumbres milenarias, está el pinole, una bebida que algunos encuentran súper energizante y otros un pastiche espantoso. Como leí testimonios de que le había devuelvo la fuerza a alguien agotado, decidí probar de hacerla. Sigo experimentando con cosas que me nutran en las ultramaratones, y como el sábado tengo un entrenamiento de 100 km, decidí hacer el intento a ver qué pasaba (realmente NO QUIERO experimentar en medio de un fondo tan largo y que me genere algún problema).

Entonces, ¿cuál es la receta del pinole? Aparentemente hay muchas variantes, pero el ingrediente principal es el mismo: maíz tostado molido. La cantidad y con qué acompañarlo varía. De hecho, la mayoría de las recetas que encontré en la web no eran para hacer una bebida, sino un postre. En la que me basé yo mezclaba media taza de maíz con una cucharada sopera de semillas de chía (que dejé hidratándose mientras estuve media hora con la minipimmer) y un poco de stevia para endulzar. Algunos recomiendan agregarle canela, y dependiendo de la cantidad de agua se forma una pasta que se puede cocinar o una bebida.

La consistencia es extraña, porque el maíz, por más triturado que esté, no se disuelve. No es lo mismo que la harina. Entonces hay que estar constantemente revolviendo para que la preparación quede homogénea. Las semillas de chía le dan una onda especial, porque al hidratarse generan una pequeña película, tipo gel, que hace que bajen fácilmente por la garganta. Como me han dicho que la chía absorbe agua y que puede deshidratar en una carrera, más tarde repetí el experimento pero reemplazándolas con un poco de jugo de limón. El gusto en ambos casos es aceptable, parecido al maíz inflado, sin los kilos de azúcar, colorantes y químicos. O sea, es como beber Tutucas.

Sin embargo, como reemplazo de los geles o las bebidas isotónicas va a necesitar de muchísimo marketing. Pero si algo tengo reconocer fue lo que me llenó. Después de un vaso entero sentía que no podía más. Cometí quizás el error de probarlo un día donde no salí de mi casa. ¿Esa sensación de saciedad es en verdad energía? ¿Cómo saberlo? Quizás experimente el sábado, dejando la chía de lado. Calculo que hay que beber pequeños tragos, pero agitando previamente con mucho ímpetu la botella. En la garganta raspa un poco el polvo cuando baja, sin llegar a ser desagradable. A menos que esto me dé una energía inusitada, difícilmente lo tome por su sabor… pero he tomado cada gel espantoso que me destapaba la garganta, que al lado de eso el pinole es el néctar de los dioses.

Debo estar lejos del pinole tarahumara. Ellos se lo pasan de generación en generación, yo me apoyo en confusas recetas en Internet, pero en la variedad está el gusto, y creo que estoy encontrando un nuevo elemento en mi menú de ultramaratones.

1/2 cup cornmeal, ground as fine as possible 1/2 tsp ground cinnamon 1 Tbsp brown sugar, honey, or agave nectar chia seeds (optional) – See more at: http://www.nomeatathlete.com/tarahumara-pinole-chia-recipes/#sthash.MJSZVvyI.dpuf

1/2 cup cornmeal, ground as fine as possible 1/2 tsp ground cinnamon 1 Tbsp brown sugar, honey, or agave nectar chia seeds (optional) – See more at: http://www.nomeatathlete.com/tarahumara-pinole-chia-recipes/#sthash.MJSZVvyI.dpu

Publicado el 13 febrero, 2014 en Alimentación, bebida, hidratos de carbono, http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post, nutrición, pinole, Spartathlon, ultramaratón. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Hola Martin

    se que puede ser una sugerencia un poco sofisticada o por lo menos estacional, pero una alternativa natural y no procesada para los geles pueden ser las castañas asadas o hervidas. Tienen altas concentraciones de carbohidratos complejos (que son de procesamiento lento), lo que las diferencia de otras nueces, y ademas tienen otros tantos beneficios para la salud:

    http://healthyeating.sfgate.com/benefits-roasted-chestnuts-2283.html

    el sabor es muy agradable y aunque son un poco pastosas no cuesta pasarlas.

    En donde vivo se consiguen ya listas para comer (asadas y peladas) pero uno podría prepararlas y guardarlas en porciones. Aunque no te sea tan fácil conseguirlas fuera de temporada en Argentina (se deben vender en latas o en frascos importadas desde Europa), tal vez sea fácil conseguirlas antes de la gran carrera.

    Saludos,
    PeLe

  2. ¡Gracias por la sugerencia, Pele! Voy a ver si las consigo. ¡Saludos!

  3. hola Martín, soy Sergio, aquí en México, venden el pinole en los mercados ya molido, el problema que estas teniendo es que no debes licuarlo, lo que debes hacer es molerlo en un molino (y ahí se complica la cosa) de los antiguos, los de bola de piedra, y pedir un molido extra fino (quedaría una textura como la del talco). una vez mezclados con agua chia y miel podrás conseguir el energizaste que estas buscando.
    saludos y gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: