Semana 18: Día 123: El juego de la espera

Podría estar tapado de trabajo. O escuchando música. O comprando en el supermercado. O viajando en colectivo, leyendo un libro, cocinando o simplemente descansando. Pero siempre, SIEMPRE estoy pensando en si quedé o no inscripto en la Espartatlón.
Esta semana la organización avisó, desde su sitio web, que estaban empezando a enviar los mails de confirmación a los corredores inscriptos. Hay que estar atento a la bandeja de entrada (y la carpeta de correo no deseado) porque entra ese único e-mail y con eso hacés la inscripción oficial. Y si no te enteraste… sonaste. Los únicos que sé que ya están inscriptos son los de la delegación alemana, porque cuentan con una filial de la Espartatlón local. Como cada año se anotaban una cantidad importante de atletas, los limitaron a 40 al año, tal y como hicieron con los japoneses y los griegos (pero estos últimos no dieron señales de haber entrado).
Lo único que más o menos me tranquiliza es que en el grupo de Facebook y la página no oficial de la carrera, nadie más que los alemanes confirmó estar adentro. Hay un post que dice “Comparte aquí si ya estás inscripto”, con 18 me gusta y nada más. Después somos unos cuantos tipos chequeando todo el tiempo la web, con los nervios a la miseria, revisando todo el tiempo la carpeta de spam.
Supuestamente el jueves vence el plazo que ellos prometieron de 15 días para confirmar la inscripción. La importancia, además de la ansiedad por sacarme este objetivo tan importante de encima, es que esto define cómo sigue mi año. Es probable que durante enero meta unos 450 kilómetros, y que ese sea el piso de acá a septiembre. ¿Qué pasa si no quedo? Me voy a amargar, SEGURO. Voy a perder un poco de interés en el entrenamiento y el blog. Volveré a comer galletitas sin culpa (o con culpa, pero lo haré con la excusa de darme un gusto y combatir la depresión). Me gustaría ponerle menos expectativa a esto, pero no puedo.
Hay varias personas alrededor del mundo que está en mi misma situación. No sé si eso me conforma, pero al menos no me siento tan solo en esta angustia…

Publicado el 28 enero, 2014 en angustia, Espartatlón III semana 18, http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post, inscripción. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: