Semana 17: Día 114: Reconciliado con el sol

Hace unos años le escapaba al sol, en especial en verano. Por eso mi color pálido, tirando a un matiz oliva. Un amigo me dijo una vez, en mi propia pileta: “Estás a un tono de la pavita”. Esa frase me quedó grabada (y hoy la uso con los que están más blanquitos que yo).
Correr me reconcilió con el sol. Hacer actividad al aire libre me hizo tolerarlo más. A fuerza estar afuera constantemente me dio un matiz más tostado, y ya no me pongo como un tomate en un día de pileta.
Creo que colaboró con mi trauma los melanomas que le tuvieron que extraer a mi papá. A partir de ahí me escondí durante años, al abrigo de la sombra, con gorros y protector solar.
Reconozco que exponerse al sol mucho tiempo tiene efectos sobre la piel, pero diversos estudios dicen que entre los beneficios que tienen los ultramaratonistas está el de tener un riesgo muy bajo de contraer cualquier tipo de cáncer. Menos probabilidades tienen los veganos, así que hoy me siento doblemente protegido.
Y mi bendita Espartatlón también influye en que ya no le escape al sol. Como tendré que correr por rutas, sin sombra, durante un día y medio, mejor hacer las paces con él y lograr acostumbrar a mi piel…

Publicado el 19 enero, 2014 en aire libre, Espartatlón III semana 17, http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post, running, sol. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: