Semana 16: Día 109: La vitamina B12

Me hice vegetariano en el año 1999. Fue por marzo o abril, cuando conocí a una chica que había abandonado la carne y charlando me hizo dar cuenta de que a mí no me gustaba comer animales. Hasta me daba un poco de pena. Así que fui con mi amigo Tin y en un puesto de Constitución me comí un choripán. Esa fue la última vez que consumí carne (o algo parecido). Hubo otras veces que por accidente comí una pizza con jamón, o por acto reflejo unos sanguchitos en un cumpleaños, pero fue hasta acostumbrarme.
Decidí hacer mi cambio de vida responsablemente, así que fui a una nutricionista. No tenía mucha idea del tema pero era muy graciosa, así que yo iba y nos íbamos poniendo al tanto. Yo le decía que no estaba desayunando y ella se reía. Entre las cosas que me dijo que me dejaron preocupado fue que los vegetarianos tenían déficit de vitamina B12, que influía en el sistema nervioso, y que si no la podía obtener naturalmente, la tenía que consumir a modo de complementos. Yo tenía los niveles bajos, pero como el cuerpo acumula esta vitamina en el hígado por años, seguramente no tenía que ver con mi vegetarianismo, sino con una alimentación deficiente previa.
Para descartar algún problema, me hice un montón de estudios para determinar el origen de la falta de vitamina B12, inluso una biopsia gástrica. Ahora lo pienso y me doy cuenta lo animales que fueron por hacerme semejante intervención (seguramente para cobrarle a mi obra social). Lo cierto es que un gastroenterólogo me terminó diciendo que no importa si uno tiene un valor bajo de cierta vitamina si no existen síntomas. Es como intentar buscar una causa para un problema inexistente. Así que me olvidé del tema por años.
Cabe aclarar que nunca entendí qué me aportaba la B12.
Pasó el tiempo, empecé a correr, me volví ultramaratonista, y me lesioné el tibial. En mis sesiones de kinesionlogía (donde me dejaron como nuevo), la doctora me dijo que tenía que inyectarme vitamina B12 mientras corriese (o sea, de por vida). Lo poco que había entendido era que estaba involucrado en la fabricación de glóbulos rojos, pero ahora me estaban diciendo que tenía efecto sobre el sistema nervioso central y que prevenía lesiones típicas de los corredores de fondo. Como ella era la especialista, le hice caso. Me compré la vitamina B12 en la farmacia (es de venta libre) y… jamás me la puse. Ella se había ofrecido a inyectarme, pero por 80 pesos la consulta, me quedé yirando con ese tema.
Pasó casi un año, hasta que ayer finalmente me la coloqué. ¿Por qué lo hice? Pánico, principalmente, porque estoy queriendo entrenar más fuerte para la Espartatlón y tengo miedo de que tantos fondos en asfalto me lesionen. La inyección dolió, me la dio mi entrenador en su casa (tiene experiencia inyectando) y yo me sentía como en Trainspotting*. Es intramuscular, al fondo, y se sintió como si me hubiesen pegado una patada de puntín en la cola. La aplicación me quitó las ganas de volver corriendo a casa después del entrenamiento, así que voy a dejar el desafío para mañana. Pero al menos ya no me duele la nalga y estoy listo para correr.
¿Funcionará? Ojalá, supuestamente con tres inyecciones cada seis meses, estoy cubierto.
Ya les contaré.

* Uno de los protagonistas de Trainspotting, Johny Lee Miller (Sick boy) es ultramaratonista. Me pareció un dato interesante para aclarar que no solo compartimos el amor por las jeringas, sino por las carreras de fondo…

Publicado el 14 enero, 2014 en correr, Espartatlón III semana 16, fondo, http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post, running. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: