Semana 5: Día 29: La primera maratón

primera_maratón
Hace muchos años, Pierre de Coubertín, principal impulsor de la Educación Física en Francia, decidió crear los Juegos Olímpicos Modernos y así recuperar los ideales deportivos de la Grecia Clásica. Entre el 6 y el 15 de abril de 1896 en Atenas. Coubertín, además de presidir el Comité Olímpico Internacional y crear esta tradición cada cuatro años, fue el que acuñó una famosa frase que decimos con frecuencia: “Lo importante no es ganar, sino competir”.

A pesar de muchas dificultades, los primeros Juegos Olímpicos fueron un éxito. A la fecha, fue el evento deportivo de mayor participación internacional. El Estadio Panathinaikó, el primer gran estadio del mundo moderno, vio rebasada su capacidad.
Cuando se acercaban los primeros juegos, el francés Michel Bréal le sugirió a Coubertín hacer una gran prueba de fondo con el nombre de la legendaria batalla de Maratón. Debatieron qué distancia hacer, si la que unía Atenas con Esparta, de 240 km (hoy la mítica Espartatlón) o la de los 39 km que unen la capital con la ciudad de Maratón. Optaron por la segunda, y esta prueba se convirtió en la favorita y la más esperada por el público.
Recién a cuatro kilómetros del final, el local Spyridon Louis tomó la delantera y le sacó siete minutos de ventaja al segundo. Cruzó la meta a las 2 hs 58 minutos y 50 segundos, aunque solo había corrido esa distancia una vez anteriormente, para la preselección. Había llegado en quinto lugar, con 3 horas 18 minutos. Este humilde pastor griego sorprendió a todos al llegar en primer lugar. Más de 100 mil espectadores hicieron temblar el Panatheinakó cuando se alzó con la gloria. La carrera se inició el 10 de abril a las 14:00 con un disparo de pistola del Coronel Papadiamantopoulos. Compitieron 17 corredores de los cuales 12 eran griegos. El segundo fue Kharilaos Vasilakos y el tercero Spiridon Belokas, quien fuera descalificado cuando se descubrió que hizo parte del recorrido subido en un carro (el broncepasó al húngaro Gyula Kellner). Muchos tuvieron que abandonar en el camino, exhaustos.
Cuenta la leyenda que Spyridon Louis, todavía más rezagado, llegó a Pikermi, se detuvo en una taberna, tomó un vaso de vino y aseguró a los presentes que no se preocuparan, que iba a ganar la carrera. Obviamente que el griego se convirtió en un héroe nacional. El rey de Grecia le propuso aceptar cualquier regalo que se le ocurriera, y el campeón pidió un carruaje con asno para su negocio de transporte de agua. Los regalos le llovieron por todas partes, como por ejemplo el afeitado y corte de pelo durante un año en una barbería. Curiosamente, Spyridon no volvió a competir nunca más. Falleció siendo un hombre acaudalado, el día 24 de marzo de 1940, a la edad de 66 años.
Como podemos ver en la foto que ilustra esta entrada, los primeros maratonistas no corrían con musculosa, ni las últimas zapatillas Asics. Ni siquiera tenían pantalón corto. Parece difícil imaginarse esa época, en la que mensajeros en bicicleta y a caballo iban desde la delantera hasta el palco real en el estadio para informar cómo venía la maratón. Mientras nosotros nos preparamos durante meses, ellos solo corrieron una vez para preclasificar. Las mujeres tenían vedadas las competencias, los caminos eran de tierra, y no necesitaban geles ni vaselina para llegar a la meta. Pero una cosa se mantiene, inmutable: el coraje de los atletas y la determinación para avanzar hasta alcanzar los propios límites.

Publicado el 26 octubre, 2013 en Espartatlón III semana 5, Grecia, historia, Juegos Olímpicos, maratón. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: