Semana 4: Día 27: La mini-corredora

¿Cuál es la edad para empezar a correr? Básicamente, cuando obtenemos el uso de nuestras piernas. Aunque a muchas madres les horrorizará esta historia como si se tratase de apología del delito, incluso los niños ponen sus propios límites en cuanto a la cantidad de ejercicio que realizan. Keelan Glass, de seis años, acaba de convertirse en la corredora de media maratón más joven del mundo, con seis años.
Existen otros casos de infantes que completan los 21 km, pero no estaban nomenclados por la ARRS (Asociación de Estadísticos de Carreras de Calle, por sus siglas en inglés). Lo cierto es que esta nena completó la distancia en 2 horas 47 minutos, y llegó en el quinto puesto de diez corredores en la categoría menores de 14 años. Era para la Showdown Half Marathon en Fairview, Texas, cuya finalidad era recaudar fondos para un centro de embarazo de la ciudad. La hazaña cobra más dimensión cuando nos enteramos de que el resto de los niños tenía de 12 años para arriba.
Hija de padres triatletas, es lógico entender su entusiasmo. Su mamá aseguró que nunca la forzaron a seguir, y aseguran que ni siquiera estaba agitada al cruzar la meta. De hecho, Keelan ni siquiera entiende lo que hizo. Al principio acompañaba a sus papás en un carrito, hasta que se volvió tan ansiosa que empezó a andar en bicicleta a su lado. En un momento pidió correr con ellos. Consultaron a médicos que le dieron el visto bueno, y corrió 5 km a los 4, 10 al año siguiente, y ahora la media maratón. Su próxima meta es terminar los 42 k a los 10 (aunque su mamá se encargó de aclarar que le parece demasiado pronto).
¿El momento favorito de la nena? Cuando anunciaron su nombre en la llegada, y dieron a conocer el monto que había recuadado: 3 mil dólares. Ella encuentra divertido correr y así ayudar a otros. Pero, por supuesto, hubo voces de protesta. William Moore, pediatra de Dallas, dijo al diario The Morning News que “hay muchas posibilidades de que pasen cosas malas, y pocas de que pasen cosas excepcionalmente buenas”, ya que sus huesos y músculos no terminaron de desarrollarse.
El tiempo dirá cómo sigue la vida de esta jovencísima atleta. Sería genial seguirle el rastro en los próximos años, y comprobar quiénes tuvieron razón: los médicos que la dejaron correr o los fatalistas que encuentran horroroso que un infante haga deportes de fondo.

Publicado el 24 octubre, 2013 en Espartatlón III semana 4, http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post, Keelan Glass, media maratón, running. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: