Semana 3: Día 18: Cómo mejoré mi tiempo

F2-2191
Pasado mi estupor inicial por haber roto mi marca en 21 minutos (un 11,5% menos que mi mejor tiempo), me restó ponerme a pensar cómo lo logré. Ni yo estoy muy seguro, pero tengo algunas teorías que me gustaría compartir.
Primero que nada, descartar la suerte o el azar. Sí, pudo influir que haya estado nublado, pero no podría saber cuánto. No creo que el desempeño de uno varíe fortuitamente. No depende de los astros, de las cábalas o del karma. Uno se prepara, independientemente de los designios del destino. No hay nada escrito.
Supongo que lo que sí influye es la experiencia. Esta es mi quinta maratón, y esta distancia ya dejó de ser un misterio. Más o menos sé qué esperarme, dónde me voy a cansar, y en qué kilómetro me espera una cuesta o un show. Habrá que ver cómo me va haciendo 42 km en una ciudad que no conozca, pero lo que sí conozco es mi cuerpo y cómo voy a reaccionar. Aprendí qué necesitaba, cómo superar los momentos más difíciles y cómo sostener el ritmo estando muy cansado. Esto se logra, simplemente, corriendo varias veces la maratón.

El descanso es clave. En mi segunda maratón, en Atenas, apenas había dormido cuatro horas. En Río fue similar. Evidentemente correr en el exterior hace que duerma menos… Pero bueno, el sábado anterior hice una siesta (esa de la que me desperté creyendo que se me había pasado el día de la carrera) y a la noche dormí seis horas. No es lo ideal, pero me quedé tirado en la cama toda la tarde, viendo tele y descansando, así que no necesité más. Estaba muy relajado.

La alimentación también fue fundamental. Esa dieta de muchos hidratos y poca fibra asegura tener reservas de energía al máximo y molestias gástricas al mínimo. También, sumado a la experiencia, yo ya sabía qué iba a necesitar durante la maratón. Con mis tres geles (uno cada 10 km) y mis pasas de uva de emergencia, iba a tener más que suficiente. Además, arranqué con un desayuno bien completo de avena, leche de soja y pasas de uva. ¡No me faltó nada!

La hidratación es otra clave de una maratón. Pero esta vez hice un pequeñísimo cambio. Yo siempre tomo mucha agua los días previos y en la mañana de la carrera. Lo que me terminaba pasando era que siempre andaba con ganas de hacer pis, incluso en la competencia. Amparado en los árboles y en que los hombres hacemos donde y cuando queremos, lo fui resolviendo, ¡pero eso quema segundos vitales! Esta vez, en lugar de tomar 750 cc de agua al levantarme, tomé un vaso menos. Eso mantuvo el equilibrio. Después, durante la maratón, me agarré una botellita en cada puesto, sin excepción, y fui tomando de a sorbos. El Gatorade en vaso casi me ahoga, así que lo dejé de lado.

El entrenamiento también fue primordial. Esto quizá se pise con la experiencia, pero desde hace rato que vengo corriendo y entrenando con constancia. Llegué bien al día de la carrera, sin venir parado de una lesión ni tirándome a chanta.

Y probablemente el factor más aleatorio de todos fue la motivación. Estos últimos tiempos han sido muy buenos para mí, anímicamente. Me siento centrado en mi vida, estoy contento con lo que tengo y no sufro por lo que me falta. De hecho, creo que me falta muy poco, si no es nada. Y eso seguramente influye en el desempeño, porque los patitos están todos en fila, y la cabeza se dedica solo a una cosa: disfrutar.

No hay una fórmula mágica. Soy la misma persona que corrió los 42 km en julio, con 3 hs 27 minutos, y el que lo hizo el domingo, con 3 hs 3 minutos. En aquel entonces fallaron muchos de los ítems (descanso, alimentación, etc), y ahora todos jugaron a mi favor. Puntualmente a quien quiera mejorar su marca le diría que la clave es una sola: correr muchas maratones, aprender sobre uno mismo, y aplicarlo. Eso nunca podría fallar.

Publicado el 15 octubre, 2013 en Ciudad de Buenos Aires, Espartatlón III semana 3, fotos, http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post, maratón, running. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: