Semana 2: Día 11: Plantillas nuevas

plantillas_running
Hoy tuve mi turno con el especialista en ortopedia y podología, Marcelo Giroldi. Quizá alguno le haya prestado algo de atención al cuentakilómetros, y habrá visto que abajo puse una cuenta regresiva para el cambio de plantillas. Increíblemente no solo le hice caso, sino que me anticipé y saqué turno antes de que llegar a cero.
La secretaria de Giroldi me recordaba, mi última cita había sido en abril. Pero como le parecía que había ido hacía poco tiempo, pensaba que iba a retirar unas plantillas, no que iba a una consulta. De hecho, deben estar acostumbrados a que uno no vuelva nunca más, o que se tomen su tiempo. Así hice yo, porque mis anteriores plantillas las usé dos años, o 3500 kilómetros (el recomendado por Giroldi eran 800). Como me parecía poco, lo estiré a mil, y ahí estaba, con 950 kilómetros recorridos.
Con menos de un año desde el último estudio, donde se ve la forma de pisar del pie caminando y corriendo, no hacía falta repetirlo. Así que, en esta oportunidad, voy a tener el mismo modelo que antes. La fecha para retirarlos va a ser el viernes 18, y seguramente me pase de los mil kilómetros (entre los entrenamientos de esta semana, la maratón del domingo y lo que siga en los días posteriores, voy a quedar en default).
Imagino que hay otros especialistas, pero Giroldi me gusta, así que nunca tuve necesidad de averiguar por otro. Él conserva todos los estudios que me hizo, así que se puede ver mi historia clínica en su consultorio, sin que yo me tenga que acordar de llevarla. Así pudimos ver cómo evolucionó mi pisada, desde que lo vi por primera vez hace varios años. Siempre que veo a alguien progresando y conquistando mayores distancias, me pongo en insistente con el tema de mandar a hacerse plantillas. A mí me ayudaron muchísimo a evitar dolores en las articulaciones, y la periostitis que sufrí después de la Ultra Buenos Aires seguramente tuvo que ver con una falta de amortiguación. Por eso me lo tomé en serio y puse la cuenta regresiva para hacerme el nuevo par.
Creo que los pilares para el fondismo son el entrenamiento, la alimentación y el calzado, y ahí lo subdivido en zapatillas y plantillas. No me pondría tan quisquilloso con alguien que recién empieza, pero cuando cruzamos la barrera de la experimentación y empezamos a tomarnos en serio esto de correr, lo que sirve de sostén para nuestros pies es fundamental. Sí, hay gente que corre descalza, uno que hace maratones en mocasines, y hasta dementes que corren con las Vans de lona. Pero mientras más tiempo pasemos corriendo, más impacto va a tener sobre nuestro cuerpo. Quizá no haga falta ponerse una cuenta regresiva o armarse un excel, pero llega un punto en donde tenemos que cuidarnos en serio. Yo quiero correr hasta los 100 años, y me parece que el camino está más o menos por acá. Veremos en 65 años si tuve razón.

Publicado el 8 octubre, 2013 en correr, Espartatlón III semana 2, http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post, lesiones, plantillas, running. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: