Semana 51: Día 353: Tiempo de valientes

image

Frío y lluvia. Aquí es donde se dividen los corredores amateurs de los espartanos. Es tiempo de valientes, es hora de demostrar cuánto nos dejamos llevar por nimiedades y hasta dónde estamos dispuestos a sacrificar.
Hoy es un verdadero día invernal. Hace rato que llueve y todos pensamos “¿entreno o me quedo en casa?”. Y la comodidad tira, pero correr no es cómodo. Si no duele, si no cuesta, si no nos hace transpirar… ¿para qué hacerlo?
No corremos para tomar atajos, lo hacemos para superarnos. Para, justamente, salir de nuestra zona de confort.
Hoy llueve mucho y hace bastante frío. La lógica de la comodidad podría indicarnos que nos quedemos secos y bajo techo. Pero, si me preguntan a mí, prefiero abrigarme, ponerme algo impermeable y averiguar hasta dónde puedo llegar. Porque puede llover y refrescar en cualquier carrera. Ya sea en una competencia de calle como en Patagonia Run, La Misión o la Adventure Race Pinamar, el frío y la lluvia nos puede sorprender. Y yo quisiera estar ahí algo preparado. Una carrera es el último lugar para improvisar (no por nada entrenamos). Y si nos vamos de viaje al sur, en un día como hoy, no nos vamos a quedar en el hotel.
Aplaudo a los valientes que no le temen a las inclemencias del clima. Hoy elijo unirme a ellos y averiguar qué me depara el destino.

Publicado el 16 septiembre, 2013 en Entrenamiento, Reflexiones y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Ja!, que valiente sos. Ahora…mojar las zapas cuando puedo quedarme bajo techo?
    Yo correré sabiendo que no cualquiera tiene la suerte de tener una cinta bajo techo. Hoy saldría solo si vengo aguantándome dos días por este clima. O mismo con alguien al lado como vos, solo para ver quién cae primero.

    Un consejo: Nada impermeable!. Total…Te mojaras igual y no es más que agua. Salí en cuero…o te pensas que los espartanos andaban con capuchitas impermeables y guantes de nenas? Pecho a las balas, o en este caso, al agua helada. Antes comprate unos Curaplus®‎ que son buenisimos.

    • Sí, mojar las zapas. Porque en Patagonia Run las vas a mojar, y vas a tener que aprender en la carrera qué hacer, en lugar de probarlo ahora.
      Y no, lo de los espartanos en bolas es para la película nada más…

  2. No se trata de valentia o no…

    El correr es disfrutar… No es una meta, como el correr fuerza nos quiere hacer creer…

    Si disfrutas correr bajo la lluvia como yo adelante!! Si crees que es para vencer algo, pienso humildemente que estas equivocado!
    A disfrutar! Abrazo

    • Me encanta la polémica. ¿Por qué estaría equivocado? Correr para mí no tiene que ser lo mismo que para vos. Yo no disfruto de correr, disfruto de haber corrido (parafraseando a Dolina). Hoy no disfruté de estar a la intemperie, en el frío, pero me encantó salir de mi casa, ver a mis amigos, haber entrenado 10 km, haber probado mis guantes de neoprene bajo la lluvia, haber corrido con la campera que voy a llevar a La Misión… yo sí siento que tenía objetivos y que los cumplí. Para mí el disfrute pasa por otro lugar, pasa por llegar a una carrera preparado y dar lo mejor de mí.
      FIjate, hoy corrí con un compañero al que estoy convenciendo de que hagamos La Misión juntos. En el frío, mojados, le dije que eso mismo nos lo podíamos encontrar en la montaña. Y mejor probarlo ahí, en el asfalto, que en la cordillera, con 24 horas encima y quién sabe cuántos días más por delante… Mi amigo, ¡creo que vos estás equivocado al creer que yo estoy equivocado! ¡Saludos!

      • Tenes razón. Me hiciste reflexionar que no siempre disfruto cuando corro, y veo que vos tampoco. Pero si siempre disfruto de haber corrido. De hecho ya has hablado del tema citando la famosa frase “Que mierda hago corriendo acá?” que luego se difuma en la meta.

        La verdad que es como decís, ayer particularmente era un día complejo, pero ideal para aprender a transitar un lugar único.

  3. Me uno al aplauso para los valientes. A mi me pasa que me cuesta mucho salir, abandonar la comodidad de la cama. Una vez afuera, la lluvia y el frío no me molestan tanto.
    Por ejemplo ayer, sonó el despertador a las 6 de la mañana, escuché la lluvia, vi la temperatura en la tele, y decidí unirme al bando de los cobardes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: