Semana 48: Día 336: Instagram alimenticio

Avena, pasas de uva y manzana verde

Avena, pasas de uva y manzana verde

No me volví uno de esos aspirantes a fotógrafo que levantan cualquier cosa con un filtro. Pero me abrí una cuenta a Instagram porque quería twitear las cosas que voy cocinando, en especial ahora que me estoy haciendo dos jugos por día… pero por alguna extraña razón el celular no me adjuntaba las fotos. Así que, en un rapto de aburrimiento, me instalé el Instagram.

Probablemente no lo use para otra cosa, pero me pareció un divertido complemento a Semana 52, en especial ahora que estoy por cumplir un año de vegano (y terminar el tercer año del blog). Como lo tengo asociado con el tweeter y con mi cuenta personal de Facebook, todos se pueden enterar de qué pasa en mi cocina.

Evidentemente el gran cambio en mi dieta en este último mes ha sido el tema jugos. Todavía estoy experimentando, y ya puedo compartir algunas conclusiones:

  • Los jugos hechos solo con hojas verdes (lechuga, brócoli, espinaca) son un poco fuertes para el estómago. Kordich recomienda combinarlos con manzana o zanahorias, algo que corte un poco con el verdor. Por sí solos no son ricos, por más nutritivos que sean. Además la lechuga, aunque no sea muy colorida, termina largando un jugo muy pero muy verde (clorofila al extremo).
  • El kiwi vuelve ácido y muy espeso a cualquier combinación. Me hice un jugo de zanahoria y mandarina y le di un solo sorbo. Riquísimo. Pero no llené el vaso y me habían sobrado unos kiwis, así que los metí… y arruiné una bebida que me había encantado. A todo le quedó el mismo sabor amargo y una consistencia de sopa crema. Ojo, no era feo, pero estaba muy lejos de ser el elixir que originalmente había creado.
  • La práctica hace al maestro. Después de una semana de hacerme dos o tres jugos diarios, corto las frutas y verduras con mucha cancha, y el lavado de la juguera es más eficiente que nunca.
  • La zanahoria, por más que sea una verdura, da un jugo dulce.
  • Los jugos son muy llenadores, un vaso alcanza de colación para llegar sin hambre a la siguiente comida.

Pero aunque estoy muy contento con mis jugos, mi nutricionista ya me advirtió via mail que no son un reemplazo de comer frutas y verduras, porque me pierdo los aportes de fibra, semillas, etc. Yo creo que, como todo, es cuestión de equilibrar. Por ahora estoy en etapa experimental, pero como muchas personas creo que si no mastico no me estoy alimentando. De todos modos con los jugos sé que estoy consumiendo más frutas y verduras que antes. Eso también preocupa a la nutri, que teme por un exceso de azúcares (aunque sea de origen natural). Veremos.

Por ahora mi mayor descubrimiento, en el campo que no sea jugos, es combinar la avena con cuadrados de manzana y pasas de uva. A eso le sumo leche de soja y queda espectacular. Está ahí, en la galería, para su deleite. Desconozco si se puede acceder al Instagram sin una cuenta (supondría que no), así que acá resumo mi catálogo alimenticio, desde la mesada de mi cocina hasta su pantalla.

Publicado el 30 agosto, 2013 en Alimentación, Reflexiones y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: