Semana 48: Día 331: Los 79 km de la ultra trail de Yaboty

998090_417946368309965_1686356676_n

Ok, este es el último post que hago de Yaboty 2013, lo prometo. Pero tenía la imperiosa necesidad de escribirlo. Primero, para dejar de hablar de 90 km y reconocer que fueron 79. Es una diferencia que alguno puede considerar mínima, otros muy grande. Nunca las carreras son exactas. Desconozco el sistema de medición, sé que se hace a pie porque además hay que marcarlo con cintas y, en algunos casos, marcas refractantes. Pero a mí ni siquiera la Maratón de la Ciudad me dio 42,195 km.

¿Por qué volver, justo hoy? Bueno, es domingo, hay poco que decir (suele ser el día más complicado para este blog), y se dio una situación que para mí fue medio graciosa (o sea, me hace quedar medio como un gil). Con el correr de los días la organización de Yaboty empezó a subir fotos. En las primeras yo no aparecía. Era como si me hubiese tragado la tierra. Los cortes en mis manos y piernas, la tierra colorada de las zapatillas y el dolor de cuádriceps era lo único que tenía para confirmarme que no había soñado todo eso. Eran galerías de adelanto, el material completo iba a aparecer recién el jueves pasado.

Como soy narcicista, cada vez que aparecía una foto mía, la guardaba en la compu. No soy fotogénico, cada vez que me veo me encuentro con cara de tarado, pero a veces ignoro esa falsa modestia y uso esas imágenes para transportarme de nuevo a esa maravillosa experiencia. Entonces, en el día de hoy, llegué a un álbum que tenía el momento de mi llegada. Ahí estaba, con una gran sonrisa, hombros caídos, la medalla colgando de mi cuello. Y entonces veo algo que me sorprendió: el cronómetro oficial marcaba 9 horas y 5 minutos. Pero… cuando hice mi crónica puse que había tardado 9 horas y media.

Tengo un reloj con cronómetro, en el que al principio desconfié, que dice que tardé 9 horas y 5 minutos. En el excel de la clasificación dice que tardé eso y que estuve 2 horas por detrás del ganador, que llegó en 7 horas y moneditas. Entonces, ¿por qué insistí y le dije a todo el mundo que tardé 9 horas y media? Quizá porque tenía metido en la cabeza que 12 horas era un buen tiempo. Quizá porque soy un tipo muy distraído, y me fijo en los tiempos pero a la vez me preocupa más llegar entero que rápido. Quizá porque me senté apenas crucé la meta y no me levanté hasta 25 minutos después, y es por eso que esa hora fue la que se me grabó en el cerebro.

Sin embargo, hoy vi esa foto que no deja ningún lugar a dudas de cuánto tardé, y no puedo evitar ponerme contento. O sea, ¡tardé menos de lo que había calculado, y menos de lo que le dije después a todo el mundo! Igualmente me preocupa esta falta de atención. ¿Estaré necesitando más espirulina en mi dieta?

Publicado el 25 agosto, 2013 en Reflexiones y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. No dejan de admirarme las fotos. Y muchas me llenan de preguntan. Por ejemplo…hay una que estás casi nadando!, como corno haces para seguir corriendo con los piés mojados y sobrevivir? O ese peligroso fango colorado iluciona con un hueso dulce totalmente roto por los golpes…
    En FB vi una en donde no había ningún camino y esquivabas troncos tal Jaden Smith pasado por lejía en After Earth. Increíbles.
    El año siguiente necesito estar ahí y experimentarlo sin importar la distancia.

    • El agua me llegaba por arriba de las rodillas, sí… y estaba fría. Pero bueno, la ampolla que me salió en el metatarso del pie izquierdo fue por eso, porque después tuve que salir con los pies mojados a correr… seis horas más. Pero no es tan terrible. De hecho, en las ultramaratones agradecés meter los pies en agua, porque te deshinchan. Los que buscan desvíos o pasar por encima de troncos o piedas… nunca los voy a entender.
      Lo mejor para correr va a ser siempre el pasto, a mi humilde entender…
      Yaboty es una carrera espectacular, pero hay muchas de ese estilo. Patagonia Run, sin llegar al extremo de meterte en agua hasta las rodillas, tiene lugares para correr increíbles, y otros para trepar y esquivar vegetación. Y también tiene todas las distancias. A ver cuándo nos encontramos en una de esas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: