Semana 43: Día 300: ¡Zapatillas nuevas!

este_es_el_post_300

Ya venía mirando mis zapatillas, con cierta desconfianza. Después de la Maratón de Río noté que se estaban desgastando adelante, donde el metatarso pliega el pie. Hoy, con pavor, me di cuenta de que estaban agujereadas. Hubiese tirado un par de semanas más, sacándoles el máximo provecho, hasta que se desgastaran y solo necesitara solpar sus restos para que se lo llevase el viento. Pero en exactamente 10 días tengo una carrera… en Pinamar… en medio de los médanos… y lo que más he sufrido de esta Adventure Race ha sido cuando se me metió arena adentro de la zapatilla.

Enseguida llamé a mi entrenador para pedirle ayuda. Le conté que las Faas que me compré no me habían salido buenas. En verdad me amortiguaron y me bancaron varias competencias, pero se desgastaron demasiado rápido para mí (unos 410 km, cuando la revista Runners recomienda cambiar de calzado cada 1000 km, aunque otros aventuran unos 700). Fuimos a toda velocidad a la tienda de Puma donde nos consigue descuento, a ver los modelos. Estaban las Faas v02, que son la nueva sensación. Me las probé y no me enamoraron. Había un modelo híbrido de calle y aventura, las Puma Fox, que increíblemente estaban muy baratas. Me pareció que con esas iba a andar bien en Pinamar, ya que hay toda clase de terreno, siendo lo menos el asfalto y el pasto de la cancha de golf, a lo máximo que encontramos en el recorrido: el bosque y la arena. Y no pude resistirlo y me compré las Nightfox, que son un modelo que me funcionó muy bien, y que hice torta en Yaboty. Como en tres semanas estoy volviendo a la tierra colorada de Misiones para correr 90 km, me pareció oportuno volver a comprarlas. Así que a falta de calzado, me compré dos pares de zapatillas.

No suelo hacer esto, siempre ando con un par, y ahora quiero intentar usar dos para alternar entrenamientos con carreras. Para entrenar y para calle voy a usar las Fox, y las otras para “la hora de la verdad”. Así las Nightfox me van a durar más y las voy a poder calzar en la Patagonia Run Spring del 30 de noviembre (escurren bien si meto los pies en el agua).

¿Y qué hacer con las Faas agujereadas? Las voy a seguir usando, siguen bancándosela. Por ahí para alguna carrera corta de calle, donde prime la velocidad. Me da pena tirarlas. Pero me di cuenta de que la protección en la puntera es mucho más corta que otros modelos (incluso que la v02). Yo pensé que me iban a durar 1000 kilómetros, pero hubiese sido una locura usarlas para ir a Yaboty… así que no hay mal que por bien no venga. O no hay bien que por mal no venga. O no hay venga que por bien no… bueno, se entiende.

Publicado el 25 julio, 2013 en Reflexiones y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. me parece que la patagonia run spring se suspendio martin. averigua porque no recuerdo donde lo lei. saludos

    • Ahí me metí en el Facebook de la carrera y veo que la suspendieron: “Razones internas y externas a nuestra Organización nos han llevado a tomar la decisión de postergar para el próximo año el lanzamiento de Patagonia Run Spring.
      A partir de ahora, todas nuestras energías estarán volcadas a preparar Patagonia Run 2014, cita obligada para el próximo 12 de abril en San Martín de los Andes, donde volveremos a encontrarnos como ya es costumbre, para disfrutar de un evento que, les aseguramos, será maravilloso.
      Estén atentos a las novedades, en pocas semanas estaremos inaugurando un nuevo web site, con renovadas secciones y mucha info para tener en cuenta.” ¡Pésima noticia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: