Semana 42: Día 294: Nuevas metas

Con el running aprendí (entre muchas otras cosas) a ponerme objetivos a corto plazo. En las carreras siempre busco el primer kilómetro y voy dividiendo el recorrido mentalmente, esperando el primer quinto, cuatro, medio, tres cuartos… Eso me ayuda a distraerme y a concentrarme no en lo que falta, sino en lo que ya hice.
Esto se puede trasladar a la vida diaria. Siempre hay tramos antes de un viaje, o se puede dividir un período de tiempo en otros más pequeños (como por ejemplo, un año en 52 semanas…).
Hoy tengo nuevas metas, y todas apuntan a un objetivo más lejano y global. La próxima semana vuelvo al gimnasio, después de un par de años lejos de los aparatos (no puedo creer que haya pasado tanto tiempo). En dos semanas voy a estar en Pinamar, para correr por sexta vez la Adventure Race. En un mes estaré en Yaboty, en una nueva ultramaratón (de 90 km). Y hay otros sueños que todavía necesitan tomar forma (carreras internacionales, más que nada). Todos pequeños pasos para obtener más experiencia y que entrenen mi cuerpo para la Espartatlón, el Moby Dick en mi vida.
A veces el todo abruma, y dividirlo en partes ayuda a disfrutar del camino mientras lo estamos recorriendo. Una más de las lecciones que me dio correr.

Publicado el 19 julio, 2013 en Reflexiones y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: