Semana 36: Día 252: Otro impulso de carrera

mizuno_half_marathon_2013

Las incripciones de carreras de calle no son caras. Una media maratón por $120 es un precio más que razonable. Pero últimamente tuve una actitud más conservadora hacia las competencias. Desde mi separación volví a sentir un apego emocional a correr, y cuando el miércoles me enteré que dos amigos de los Puma Runners iban a correr la Mizuno Half Marathon (acá en Vicente López, no en Miami) dije “¿Y por qué no me anoté yo?”.

Suelo ser más previsor, pero evidentemente hay una tendencia porque es la segunda vez que lo hago en menos de dos semanas. Decidí inscribirme en esta carrera, exactamente el día en que no se podía hacer más preinscripciones en la web. Fui a la acreditación a sacarme la duda. “¿Me puedo inscribir?”. Y resultó que sí. El costo no era el mismo: $200 (ya había aumentado a $180 para los últimos días). Me seguía pareciendo un precio razonable, así que… di mis datos, pagué y me fui con mi remera y mi número de corredor.

Esto va a tener algunas complicaciones logísticas. La largada es a las 7:30 de la mañana, pero los chips se entregan de 6 a 7. Y yo estoy en la Loma del Quinoto, así que voy a tener que salir bien temprano. Pero es parte de la aventura… al que quiere celeste, que le cueste. Será cuestión de salir con la suficiente anticipación, y plata para el taxi como plan de emergencia. Y si no llego… bueno, mala suerte. Ameritará un post también el contar mi fracaso.

Correr me encanta, entrenar también. Participar de una carrera es algo muy especial, es donde uno se mide realmente cómo está, donde se deja todo (o casi). Sigo sin entender al que corre adelante de todo, “ganándole” a los otros miles que participamos, pero estar en medio de la muchedumbre es un plus de motivación que ningún entreno me puede dar.

La organiza TMX, la misma de la Patagonia Run. Cuando fui al Recoleta Mall a anotarme me encontré trabajando a Mario, a quien ya había conocido en mis dos viajes en micro a la Patagonia, y siempre me recuerda por mi veganismo más que por mis hermosas facciones. Lo que tiene la Patagonia Run, en comparación con esta media maratón, es que es infinitamente más cara, pero al menos tienen mi visto bueno en cuento a tareas organizativas. No es lo mismo hacer la logística de una montaña que de una calle, pero supongo que si les ha salido bien las competencias de aventura, esta media maratón tiene que ser pan comido para ellos.

No puedo evitar relacionar estas carreras con mi situación sentimental. Hacer estas cosas (tanto participar de una competencia como hacerlo por un impulso de último momento) me ayuda bastante a sobrellevar la situación. No me arrepiento de la ruptura, era necesario, pero eso no quiere decir que esté contento ni que la esté pasando bien. Creo que tengo suerte de tener algo que me llene a nivel emocional, y que sea la conjunción perfecta del cuerpo y la mente. Es transformar las energías negativas de una separación en algo positivo.

Publicado el 7 junio, 2013 en Carrera, Reflexiones y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Nicolás Pardo

    Bien eh! Ahora….7.30hs? Qué les pasa a estoy pibes? sobre todo por el frío que se siente a esa hora. Sé que la pasaras bien y nos deleitaras con las anecodtas. Solo me queda saber si la remera en este caso por ejemplo, es marca mizuno.
    Suerte y que disfrutes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: