Semana 36: Día 247: Camino a Río

Así lo quiso el destino. Empiezo a escribir este post en el subte, en la estación Río de Janeiro, del subte A.

Hoy, que voy camino a lo de mi papá para celebrar su cumpleaños, me inscribí en la maratón de Río, en Brasil.

Nunca visité este país, y si no fuese por el running, seguiría siendo una incógnita para mí. De hecho, gracias a las carreras, conocí muchos lugares que no me “tentaban”, como Perú, Grecia, y yéndonos más cerca Entre Ríos, Misiones, Marcos Paz… Correr fue la excusa para conocer, para abrir la cabeza. Y me dio mucho más que salud física.

Río viene a reemplazar a la maratón de la bandera, una carrera que me encanta, pero que era parte de un plan con Vicky. Cuando mis compañeros de Puma Runners empezaron a planificar el viaje a Río, no me planteé hacerla, porque las separaba solo una semana de diferencia. Pero ayer tuve el impulso, me pregunté por qué no… Y hoy saqué mi pasaje y confirmé mi participación en la carrera.

Quizá no sea la mejor decisión monetaria. Estoy con los fantasmas de los gastos de la mudanza (el día en que encuentre un lugar), y la maratón de Rosario ya la tenía paga. Pero sentí el “deseo”, eso que suena a mala palabra. Decidí escucharme y hacer lo que realmente deseo. Nunca me inscribí en una competencia internacional (el Camino del Inca no cuenta, y en Arenas corrí por mi cuenta), así que esta va a ser una experiencia enriquecedora.

Falta solo un mes para estar en las playas brasileras, palpitando una de las maratones más importantes del mundo…

Publicado el 2 junio, 2013 en Carrera, Reflexiones y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 10 comentarios.

  1. nicolas pardo

    Cagamos, te perdimos….si queremos seguir leyemdo el blog ahora tendremos que aprender portugues.

  2. Quien dijo que “deseo” es una mala palabra?

  3. Rio tiene algo de sanador y maravilloso, es la mejor decisión que puedas haber tomado. Cuando hagas un trotecito mirando el mar por Copacabana o Ipanema vas a ver que todo empieza a encajar en su lugar. Es una ciudad como para reconciliarse con el deseo y sonreir sin motivo aparente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: