Semana 34: Día 238: Contagiando endorfinas

Si tuviese que enumerar todos los errores que cometí en mi vida, se les secarían los ojos antes de poder terminar de leer. Soy demasiado perfeccionista, pero también soy un inconformista (lo cual no es lo mismo). Me meto constantemente en esa trampa de esforzarme sin llegar nunca a los resultados deseados. Además muchas veces actúo inconscientemente, sin medir las consecuencias, y he herido a mucha gente. Soy impulsivo, lo que puede convertirse en ser temperamental. Tampoco sé decir que no, y eso me ha metido en montones de problemas. A veces la gente me cuenta cosas y por dentro tengo un reloj interno que me dice “Te cierra el correo y si no salís en los próximos 5 minutos, no llegás”, pero por respeto o pudor no me animo a decir nada.

Esto podría ser la punta del iceberg, tengo montones de cosas que me mortifican, que prometo cambiar, y que siguen ahí, satelitando mi cabeza. Pero (afortunadamente hay un pero), tengo una cosa de la que sentirme orgulloso, que es correr y escribir. Esta actividad, que se convirtió en una sola, la pueden ver día a día en el blog. En este año me tomé la libertad de no desesperarme si no actualizaba, cosa que antes realmente me angustiaba. Como Semana 52 se convirtió en algo absolutamente cotidiano para mí, elegí que no se vuelva un lastre. Y aunque la gran mayoría de las veces no logro el nivel que deseo (por eso de ser un perfeccionista-inconformista), reconozco que esto que hago le sirve a mucha gente, quizá más que a mí.

Aunque me la doy de humilde (quizá lo sea), me encuentro con que alguna vez pude ser una buena influencia para alguien. Hoy me escribía en el Facebook Nicolás, un amigo con quien en realidad solo me unía un vínculo laboral. Nunca supe que un día iba a seguir el blog y que lo iba a incentivar a empezar a correr, al punto de que hoy hace, por su cuenta, 8 km de toque, y el fin de semana se le va a animar a los 10 km de las Fiestas Mayas. Me causó gracia su comentario de que no quería seguir explayándose con lo que lo había ayudado Semana 52 porque seguramente me lo decían todo el tiempo. Y si bien me lo habrán mencionado unas 10 veces en estos 2 años y medio, me encantaría saber de cada una de las personas a las que les contagié el germen del running y la vida sana.

Nunca, jamás, me imaginé que podía inspirar a alguien. Pero en serio, jamás de los jamases. Por eso del perfeccionismo-inconformismo, nunca me sentí apto para nada. Solo me gustaba escribir, pero también me resultaba un poco tortuoso, así que intentaba contener las ansias de la redacción o reservármelo para mí mismo. Un día empecé a correr, mezcla del hermoso ejemplo que me dio mi papá, la admiración que sentía por mi hermano Matías, la necesidad de rehabilitar mi tobillo fracturado, y… ganas. Un día me di cuenta que corría seguido, y aprendí solo que sostener un entrenamiento en el tiempo (aunque fuese por cuenta propia) me rendía sus frutos. Años después aprendí lo que se podía progresar entrenando en un grupo de running, y sin saber bien en qué me estaba metiendo se me ocurrió, en julio de 2010, empezar a bloguear un año de entrenamiento mucho más comprometido de lo que había hecho en mi vida.

¿Y qué me imaginaba entonces? Que iba a correr más y mejor. Que iba a mejorar mi físico, y en algún rincón de mis más bajos instintos, fantaseé con que mi autoestima y mi imagen se iban a ver favorecidas. Pero eran sentimientos superficiales y egoístas. No pensé todo lo que iba a aprender de mí mismo, la motivación que iba a encontrar. Y mucho menos pensé que, cada tanto, alguien se iba a contagiar de todo esto, se iba a calzar un par de zapatillas e iba a salir a correr. Juro que cada vez que alguien me cuenta que Semana 52 le provocó algo en su vida, me emociono un par de casilleros antes de llegar a las lágrimas. Porque una de las cosas que yo buscaba demostrar con esto era que un tipo común y corriente podía dar un vuelco y aspirar a más. Y yo era el tipo más común y corriente con el que te podías cruzar por la calle. Antes de Semana 52 no tenía nada que me hiciera sentir especial. Y ahora tengo muchísimo. Supongo que por eso me cebé y me pasé de ese primer año. El día en que completé los 365 días de deporte y vida sana, fui al supermercado y agarré la caja de galletitas oreos bañadas en chocolate, me di cuenta que no podía parar. La volví a dejar en la góndola y me compré unas manzanas.

Me gustaría que todos compartiesen con otros esos cambios. Uno nunca se da cuenta que todos tienen la capacidad de ser una buena influencia, incluso si no se lo proponen. Esto es un plus: animarte a vivir mejor, y que otros se contagien de tu click. Y así vayan contagiando a otras personas. Porque yo sé que no inventé nada, que un día decidí poner en práctica todas esas cosas que había copiado de otros. Así nos vamos multiplicando y generando entre nosotros algo que es únicamente positivo.

Por eso, Nico, no, no me lo dicen todo el tiempo ni me pudrí de escucharlo. Correr me encanta y me hace feliz, pero que otros encuentren su felicidad inspirados en este blog, es lo mejor que me pasó en la vida.

Publicado el 24 mayo, 2013 en Reflexiones y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 12 comentarios.

  1. Bueno este post me terminó de animar a escribirte. Justo el otro día cuando leí que ya no ibas a seguir con el blog me preocupé…si suena exagerado pero te juro que leerte no solo me ha servido de inspiración sino también como un referente, un ejemplo, hasta una compañía. Mi nombre es Cecilia, soy argentina pero vivo hace 12 años en México. Yo al igual que vos un día empecé a correr, jamás lo había hecho. Corría sola, corría sin monitor cardíaco ni un plan específico. Pero correr tiene estas cosas, estos pequeños milagritos, un día me invitaron a un campamento para entrenar triatlón…yo dije qué? yo? triatlón? no sé ni lo que es!! Para no hacer el cuento largo y aburrido, te digo que llevo año y medio entrenando en un equipo de triatlón a mis casi 40 años, jaja he hecho 5 eventos de distintas distancias (dos 70.3 que son medio ironman) y este año mi gran meta es en diciembre mi primer Ironman…todo esto para decirte que vos (si vos) sos en gran gran parte responsable de que yo me haya animado a todo esto. El leer de tus carreras, tus distancias tus desafíos cada vez más difíciles y de tus errores sobre todo, me ha dado un impulso inaudito. Muchas veces cuando estoy en la “lucha” tratando de sostener el ritmo, pienso en alguno de tus posts, hasta repito tus palabras jaja. Imaginate cuánto me has ayudado!! Eso, gracias Martín, sos grande, tenes un don para llegar a la gente, y felicidades por tantos logros y por superar tantos otros errores y no aflojar. Cuando escribas tu libro lo compraré 😉 Un abrazo al mejor coach virtual!!

    • Uy, ¡gracias, Ceci! Te juro que me súper emociona leer esto que me contás. Yo también, cuando empecé me sentía lejísimos de una maratón, y una ultra me parecía una locura. Y bueno, lo maravilloso de esto es que los límites se van corriendo, y podemos lograr cosas que ni nos imaginábamos. A mí me encantaría, en un futuro, hacer triatlones.
      Sobre el blog, si lo termino será dentro de 70 semanas, ¡queda mucho todavía! Gracias por escribir, tu historia y tus palabras me hacen empezar el día con una sonrisa, y me voy a entrenar muy motivado. ¡Saludos!

  2. Facundo Serra Castro

    Bueno Martin, yo tambien aprovecho el momento para un par de cosas. Primero que nada felicitarte por los 100 km abajo de las 10:30, que aunque no te clasificaron al Espartatlon, es un logro inmenso! Y segundo para contarte que te leo desde el primer año, y que en el transcurso de estos años yo tambien he entrado al mundo del atletismo, mas especificamente del triatlon. Yo tengo 22 años, y jugaba al tenis de manera semi profesional, pero una serie de lesiones y las exigencias psicologicas del tenis me hicieron colgar la raqueta… y en el triatlon encontre un lugar donde poner toda esa energia que antes dedicaba al tenis. Y en esa trancision debo decir que me has ayudado con el blog, y tambien a muchas personas, mostrando que para ser un atleta de alto rendimiento no hace falta mas que pasion y constancia, y no ninguna habilidad superior dada por algun Dios. El año pasado corri mi primer Ironman, y este año voy por el segundo, por lo que puedo asegurar que esto es solamente un viaje de ida. Asi que segui inspirando a la gente aca, que en un mundo tan complicado, en situaciones tan especiales que nos tocan vivir como sociedad, el deporte es una de las cosas que nos puede salvar. Espero algun dia poder correr con vos! O si te pica el bicho del tria, ya sabes, directo al Iron,jaja. Un abrazo grande desde La Plata!

    • ¡Gracias, Facundo! Técnicamente los 100K me clasifican para la Espartatlón, pero no evitaron la falta de cupo.
      El triatlón es una meta mía, que todavía siento muy lejana… ¡así que tenés mi más sincera admiración! Sobre todo porque no aflojaste y buscaste una alternativa al que se suponía era “tu” deporte.
      ¡Mantengamos el contacto, a ver si podemos compartir alguna carrera! Gracias por compartir tus palabras y por darme una partecita del crédito (que igual es tuyo). ¡Abrazo!

      • Facundo Serra Castro

        Con la disciplina de entrenamiento, la mentalidad positiva y la experiencia en la larga distancia que tenes, el tria para vos es pan comido! un abrazo gigante, a seguirle metiendo!

  3. Muy emotivo Martín!, sobre todo porque siento que soy uno de esos tantos lectores invisibles que te siguen. Es un gran honor para mi que hoy me toque ser uno de los granitos de arena que componen el tema central del post.

    Y seguro, apuesto a ésto: Sé que sos el eje de muchos, puedo sentirlo. Y sé que estás en las ideas sin realizar de otros tantos, hasta tal ves inconscientemente para estas personas. Como yo por ejemplo, que te vengo leyendo esporádicamente desde ese momento en que te planteaste correr solo durante un único año, esas locas y únicas 52 semanas.
    Y acá, luego de más 2 años, decidí por varios motivos lanzarme en este mundo de correr. Puedo decir con orgullo que sos parte fundamental de la decisión.

    Sin titubear podemos casi asegurar que el running no es para cualquier persona. Como dice Haruki Murakami, predicar esto directamente es hasta un poco penoso. Quién quiera correr lo hará cuando él lo decida, sin importar quién lo influencie.
    Para mi contrariamente un poco de influencia hay. En tu caso fueron mil factores y tal vez el de tu viejo y hermano sean los más marcados. En mi caso también fueron mil factores, y vos sos uno de lo más influyentes.

    Espero el día de mañana poder ser en alguien un poco ese referente que sos vos en muchos. También espero que mis hijos mamen un poco la conducta del runner y el día de mañana les ayude a mejorar el día a día de ellos. Porque en estos 2 meses que llevo corriendo me he dado cuenta que esto no es solo correr, es casi una forma de vida.

    • Es cierto, no se puede predicar esto. Cuesta mucho explicarlo. Calculo que uno puede encontrar cosas que llevarse de este blog, pero al que más le llega es al que le gusta correr.
      ¡Y claro que sos un referente! El “self-made runner”. Te construiste vos solo, y hoy, en las Fiestas Mayas, aplicaste todo eso en tu primera carrera de 10 km. Se notó que tus hijos estaban ahí por vos, y ese recuerdo de compromiso y esfuerzo lo van a llevar por siempre. Lo sé porque lo viví con mi viejo. ¡Bienvenido a esta forma de vida!

  4. Martín sos el inspirador de todos los que empezamos en la locura del running, yo comencé a leer tu blog hace bastante tiempo, corria solo sin asesorarme con nadie , venia corriendo carreras de 10 k , leyendo tu blog decidí ir a mas y me anote en una media maraton, fue tremendo como la disfrute , ahí decidí entrenar enserio para los 42 , y me anote en un Running Team , el entrenamiento fue duro,pero termine mi primera maraton enterisimo y este año vuelvo a correrla de nuevo, leyendote aprendí de running, de plantillas, dietas, lesiones y me sirvió y me sirve de mucho, yo siempre a mis amigos que se inician en esta locura les recomiendo leer tu blog.
    Justamente hoy yo tambien estaba anotado para correr las Mayas pero el amigo que me iba a llevar me avisó que se sentia mal así que al final me quede .
    Por un lado mejor estoy con una periostitis molesta y hace una semana que estoy parado sin correr por prescripcion medica, pero muero por salir a correr nuevamente.
    Me parece que te pedire la direccion de tu kinesiologa !!

    • ¡Gracias, Peter! Me llena de orgullo lo que me contás. Espero no hacerte quedar mal con tus amigos…
      Te diría que no dejes de hacer el tratamiento kinesiológico, es clave para recuperarte completamente. Yo ya no siento absolutamente ningún dolor. Si realmente querés la dirección, no tenés más que pedírmela, y te la mando a tu mail. ¡Saludos!

  5. Martin,
    A mi me pasa que ver tus metas casi imposibles me ayudan a saber que puedo ir por mas. Digo casi imposibles por que es increible que una persona haga 100km y no lo creeria si no lo veo documentado en tu blog. Ni hablar de la espartatlon. Ya lo leo como algo natural, pero cuando empece a leerte parecia una locura…

    Ya te escribi varias veces, me interesa mucho tu blog, casi todo lo que escribis. Hacete un par de post de comics! Por favor no lo cierres!

    A veces cito cosas de tu blog cuando hablo con compañeros de mi running team y digo: “un flaco que conozco…” jajaja
    Espero algun dia conocerte personalmente, todavia no nos cruzamos en ninguna carrera!

    Abrazo

    • Bueno, Fede, ¡coordinemos! Mi próxima carrera es la Maratón de Rosario. Esta vez voy solo, así que me gustaría encontrarme alguna cara amigable.
      Sobre seguir escribiendo, no lo descarto, pero falta tanto que no lo sé…
      Me encanta que te haya quedado eso del blog, que si yo pude hacer estas cosas, cualquiera puede. No hay secretos: constancia y paciencia. A la larga, todos los objetivos dejan de parecer tan lejanos. Gracias por escribir. ¡Abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: