Semana 23: Día 159: Todos contra juan

Es imposible que nuestra mente deje de trabajar. A veces suele ser contraproducente, porque ahí, adentro de nuestra cabeza, se gestionan nuestras inseguridades. Paradójicamente también es donde alojamos nuestra motivación, y donde nos llenamos de endorfinas.

Pensar es una actividad imposible de no hacer mientras corremos. Me pasa, cuando estoy en medio de una carrera o en un fondo largo, solo con mis pensamientos, que me pongo a redactar todo como si fuese un post de este blog. Imagino frases que, en ese momento, me parecen hasta ingeniosas. Por supuesto que cuando llego a destino me olvido absolutamente de todo. Pero a veces algo queda.

Hoy, mientras corría desde Barracas hasta Colegiales, pensé en Juan Damián Correa, a quien hice el principal responsable de que este blog estuviese parado por tres días. Incluso imaginé publicar su e-mail para que los lectores de Semana 52 le digan a este señor todo lo que piensan de él y su descaro. Pero bueno, resistí la tentación y mantendré su contacto en reserva.

Como todos los grandes criminales norteamericanos, Juandy (para los amigos) tiene dos nombres y un apellido. Muchos conocen al infame John Wilkes Booth, todos desprecian a Mark David Chapman. Sin llegar a ser un asesino, Juan Damián Correa también es un nombre de temer. Amigo desde hace años, actualmente es mi socio en mi emprendimiento de diseño gráfico. Es transparente con los números, justo, con iniciativa y bastante prolijo a la hora de trabajar. Yo a veces le digo que lo formé, y así como lo creé de la nada, también puedo destruirlo. Pero no es cierto.

Juandy de vez en cuando me pide consejos para hacer actividad física, para enlongar, o qué cosas comer y cómo hidratarse. No sé si me hace caso, pero lee el blog con cierta regularidad. Teníamos un delicado equilibrio que consistía en que él hacía todo el trabajo y yo me iba a entrenar.

Bueno, a él se le ocurrió irse de vacaciones a los Estados Unidos, y aunque fue con su gorrito comunista, con estrella roja y todo, lo dejaron pasar. Aunque me avisó con tiempo, nunca me imaginé que me quedaría con todos los compromisos en mi regazo, mientras él disfruta del fast food y el espíritu neoyorquino. Me vi en la obligación de sentarme a trabajar, pero a destajo (lo que sea que signifique esa palabra). De sol a sol, intentando cumplir a medias con todos (sin mucho éxito). Un día me levanté a las 3:30 de la madrugada para venir a la compu y seguir trabajando. Ayer volví a pilates, con toda la intención del mundo de actualizar el blog, pero me dormía mientras cenaba. O sea, yo me duermo siempre DESPUÉS de la cena, pero nunca con el tenedor a mitad de camino de mi boca.

Las cosas no se han normalizado, pero ayer logré dormir 8 horas, que es lo más cercano a un lujo que puedo aspirar. No estoy yendo a entrenar porque tengo que ir a una editorial a terminar varias publicaciones y proyectos, pero sin importarme a qué hora termino, siempre vuelvo a casa corriendo. Son entre 13,5 y 15 km. Hoy tomé una ruta alternativa, me perdí, y terminé haciendo 16 km. Más es mejor, así que no me quejo.

Y mientras recorría las calles porteñas, escuchando Metro y Medio, intentando que los automóviles y los motociclistas no me atropellen, pensaba en Juandy, y en cómo lo iba a culpar por tres días sin blog. Pero, si no hubiese sido por él, no me podría haber ido a correr a Grecia. O a Misiones. O a Villa la Angostura. Además, va a ser quien me acompañe en la Ultra Buenos Aires, los 100 km en bici, alcanzándome agua y comida. Sé que le debo mucho a ese canalla, así que haré de cuenta que esos tres días sin blog han sido un económico precio a pagar por las vees que me hizo el aguante.

Pero más le vale que me traiga un buen regalo…

Publicado el 6 marzo, 2013 en Reflexiones y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: