Semana 22: Día 148: La Bilirrubina

Me sube la bilirrubina, (¡ay!) me sube la bilirrubina, cuando te miro y no me miras, (¡ay!) cuando te miro y no me miras. Y no lo quita la aspirina, (¡no!) ni un suero con penicilina. Es un amor que contamina, (¡ay!) me sube la bilirrubina.

Si me preguntan “¿Qué es la bilirrubina?” diré que es una canción de Juan Luis Guerra. Mientras crecía, estaba convencido de que esa palabra la había inventado él para esa canción en tono de merengue, y que no podía existir dentro de mi cuerpo algún componente u órgano capaz de llevar semejante nombre. Pero resulta que existe. Y que los valores máximos normales son 1,50 y yo tengo 1,60.

¿Es para preocuparme? Sinceramente no. Fui a ver a mi nutricionista con mis últimos estudios de laboratorio y me dijo que estaban todos perfectos. Que esa décima me había dado alta, seguramente, porque estaba entrenando mucho.

Pero cuando fui a ver a la médica clínica para que me dé el apto médico, la cosa no fue tan despreocupada. En verdad, la doctora no quiso alarmame. Me dijo “La bilirrubina te dio un poquito alta… te voy a dar el apto para hacer actividad física competitiva, pero vamos a hacer algunos estudios más para que te quedes tranquilo”. Yo, sinceramente, estoy súper tranquilo. Pero bueno, pago la cuota de la obra social, así que no me cuesta nada volver al laboratorio a que me hagan un hepatograma y que me revisen las tripas con una ecografía.

Le pregunté qué era la bilirrubina y aunque me lo explicó, no me acuerdo nada. Tiene que ver con el funcionamiento del hígado. No me extrañaría que correr fondos tan largos, que exige mucho a este órgano (se la pasa filtrando la sangre), haga que suba la bilirrubina más que un amor que contamina, pero nunca se sabe qué otros factores pueden influir. Bah, yo no lo sé. Entré a Wikipedia y entendí menos, así que no puedo aportar demasiado en este post. Lo cierto es que me siento muy bien, estoy bastante entero después del fondo de 50 km de ayer… de hecho hoy sábado fui a entrenar, y más que el hígado o la bilirrubina, lo que me molestó fueron las rodillas, al costado (externo). No a nivel articular ni muscular, sino más bien algún ligamento o tendón. Pero entre el Voltaren en crema y una buena entrada en calor, no sentí más nada y pude correr un fondo de 12 km sin mayores percances.

Los nuevos estudios me los tengo que hacer con tiempo, “sin apuro”, según la doctora. Pero la orden se vence a los 30 días, así que en menos de un mes tendré nuevos estudios e intentaré indagar, una vez más, para qué sirve la bilirrubina.

Publicado el 23 febrero, 2013 en Reflexiones y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 11 comentarios.

  1. Martín, ese dolor no es la cintilla iloitibial? Es lo que a mí me jodió el año pasado…
    Te paso un tips más natural (aunque más caro que el Voltarén) que a mí me dá resultado. Son productos de la marca Just Swiss. Primero te tenés que poner Bálsamo dónde te duele y después un poco de crema de Enebro con unas gotitas de Oleo 31. Lo bueno que, al estar hechos con escencias naturales, podés ponértelos las veces que quieras. Son productos caros pero duran mucho porque se usan en pocas cantidades.

  2. Hola Martin! Una explicacion simple de lo que es la bilirrubina seria que la misma es un producto de residuo que queda cuando se hace el reemplazo de los globulos rojos (de viejos a nuevos, para transportar mejor el oxigeno), asi de facil.

  3. Tu medica debe estar preocupada porque un aumento de la bilirrubina puede dos cosas: la primera es que hay una acumulacion de globulos rojos en la sangre y el higado no puede eliminarla por completo; la otra razon es que tengas una enfermedad en el higado (la causa menos probable en la mayoria de la poblacion) y que se dificulte disolverla. Por tu perfil de corredor seguro tenes la primer causa, pero no es sintomatica ni causa ninguna enfermedad.

  4. Debe ser un sindrome de Gilbert, que es un trastorno benigno provocado por un deficit parcial de una enzima hepatica. No produce sintomas ni afecta la calidad de vida. Algunas situaciones de stress (fatiga, esfuerzos fisicos, ayuno, infecciones) pueden provocar un aumento de la bilirrubina sin que tenga demasiada importancia y tampoco requiere tratamiento.

  5. Vuelvo sobre el comentario de Carla, ojo con ese dolorcito. Me paro por 4 meses!
    Hacelo ver!

  6. cuando corres presionas tanto tus pies que se producen pequeños sangrados con destrucción de los eritrocitos en cuyo interior se encuentra la bilirrubina que se acumula si no le das tiempo para que se elimine por eso se eleva en sangre sino tienes otro problema esa es la causa saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: