Semana 17: Día 116: Próximos desafíos

SUD_9194

Si bien la Espartatlón es la meta máxima (podríamos llamarla “la posta”), en el medio hay que ir cumpliendo objetivos secundarios. Cualquiera que se haya lanzado a una carrera sin prepararse sabe que sea una maratón o 5 km, nos puede costar caro.

Los 100 km de la Ultra Buenos Aires es lo que ahora me quita el sueño. Entreno, entreno y entreno, las piernas las tengo duras, pero de a poco se van acostumbrando. Tengo la mira puesta en la primera semana de abril, para después ir corriendo a la primera computadora que encuentre y mandar la ficha de inscripción (siempre y cuando, por supuesto, llegue a la meta en menos de 10 horas y media). Unas semanas antes vamos a participar con Vicky de la Adventure Race Tandil. Es la carrera en la que nos enamoramos hace 2 años, y casi que coincide con nuestro aniversario, así que iremos a vencer a las sierras en pareja, tomados de la mano, arrojando flores a nuestro paso y dando saltitos como dos tarados. Nos vamos a divertir.

Después de la Ultra volvemos a la categoría “cuentas pendientes” y la voy a acompañar a Vicky a hacer la Patagonia Run. Con la hora extra que le agregaron ella hubiese llegado perfectamente el año pasado, pero bueno, en aquel entonces le prometí que la íbamos a hacer juntos, y en lugar de ir a los saltitos y tomados de la mano iré con un rebenque, a ver si aprende lo que es bueno.

Ya más avanzado el año, el 18 de agosto, viene la ultra de Yaboty, la que sin dudas nos entusiasma más de todas. Principalmente porque sabemos que no vamos a pasar frío. También la vamos a hacer en pareja, y la diferencia de nuestra primera ultratrail juntos es que en esta oportunidad son 90 km seguidos en la selva, y no 70 un día y 30 el siguiente como fue en 2011.

Y quién te dice que antes de viajar a Europa, si logro inscribirme en la Espartatlón, no haga una Media Maratón de la Ciudad de Buenos Aires. Estaría bueno. Estoy descubriendo que me gusta mucho correr en la ciudad.

Esos son los objetivos que tengo en mente. Puede que se sume alguno que no tengo presente ahora, pero me quiero tomar cada carrera como una preparación física y mental para la exigencia de correr 246 km en 36 horas. Ese es el plan hoy, en enero. Veremos qué nos depara el destino…

Publicado el 22 enero, 2013 en Reflexiones y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Martin, como andas tanto tiempo que no aparezco por el blog! (me tengo que poner al día con los post).
    Ayer me inscribí en los 42k de Yaboty, así que, nos veremos allá o algún finde fondeando por la Reserva. Ya te voy a molestar por consejos para mis primeros 42k de aventura!
    Abrazo!

    Germán.

    PD: espero que te acuerdes quien soy! jaja!

    • ¡Por supuesto que me acuerdo! Estoy corriendo seguido por Libertador, a la Reserva llego como para tomar agua y pegar la vuelta. En algún fondo que supere los 25 km seguro voy a meterme por sus callecitas.
      ¡Buenísimo lo de Yaboty! Nos vemos allá, pero antes intercambiamos consejos. ¡Abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: