Semana 13: Día 90: ¡Zapatillas nuevas!

zapatillas_nuevas

Hace 10 días nada más fue mi cumpleaños número 35. Vicky me había prometido un regalo, y ya me había adelantado lo que iba a ser. Hoy, finalmente, llegó con la bolsa papel madera y la caja que contenía… ¡zapatillas nuevas!

Qué lindo es abrirlas y verlas por primera vez. Rojas y negras, colores que ella consideró de los más discretos que había. La marca es Salomon (Salomón, para los amigos) y el modelo es XR Mission. Se la comercializa como un calzado todo-terreno para corta y mediana distancia. Algo que caracteriza a esta versión en especial es que viene con una variante femenina, con ajustes particulares para el pie de la mujer. Por esto es que Vicky las había probado y decidió comprarme el modelo masculino.

Desde que empecé a escribir este blog mis pies se han vestido con muchas zapatillas. Jamás cambié tanto de calzado como en los últimos tres años, y comprobé algo bastante obvio que es la importancia de renovar constantemente. Mi último par, que compré pensando en La Misión, era de la marca Quechua, y aunque las sentí robustas y firmes, nunca me sentí del todo cómodo con ellas. Ahora que el ultra trail pasó, las abandoné en un rincón (porque no me animé a tirarlas). En estos días volví al par anterior a estas, las Puma Ventis 2, pero aunque tienen 5 meses, están tan golpeadas que no las sentía tan cómodas como antes. Si me apuran, diría que el calzado más cómodo que usé jamás fue de Asics.

Pero ahora tocó probar las Salomón. No he tenido la suerte de estrenarlas en la calle. Solo me las puse para caminar, y sentir esa cosa “rara” de cuando el pie se acostumbró a otro calzado y ahora se enfunda en uno completamente distinto. Son más angostas que otras marcas, pero me da la sensación de que eso es parte de la estabilidad que le da en los tobillos. Se supone que andan muy bien en terreno pedregoso o de barro. Muero por enchastrarlas en una carrera de aventura.

No tengo entrenamientos en vista antes de la San Silvestre, competencia a la que aún no me he anotado (digo esto con un poco de pánico interno). Mañana voy a ir en persona a ver si quedan cupos. Ya les contaré. Estoy pensando si usarlas por primera vez ahí. Se supone que es un gran “NO” del running, no se estrena calzado en una carrera. Pero son 8 km, que además me quiero tomar con calma porque todavía estoy volviendo de La Misión (en el entrenamiento de ayer noté lo fatigadas que están mis piernas). Quizá las estrene ahí y si me salen ampoyas y eso, haré un post diciendo “Úsenme de ejemplo, no sean giles como yo”. Pero sospecho que no me va a pasar nada. Jamás haría esto en un crosscountry o un trail donde el pie (y en especial los dedos) bailan adentro de la zapatilla y las uñas terminan moradas y pidiendo ser sacrificadas. Si tengo entrenamientos de 15 km, donde iría con este mismo calzado… ¿por qué no hacer 8 km durante unos 35 minutos? Creo que estas Salomón se lo merecen…

Publicado el 27 diciembre, 2012 en Reflexiones y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Nos cuentas como te sientan, porque quiero comprarme unos tenis para Trail y no se bien porque marca y modelo decidirme. Siempre he comprado Nike y me sienta bien, pero como que no hay un modelo para Trail que me convenza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: