Semana 13: Día 89: Volver a volver a empezar

No, no. El título de este post está bien. Me doy cuenta de que constantemente estoy volviendo a empezar, ya sea un entrenamiento, una dieta, lo que sea. ¿Tendrá algo que ver con el mundo nuevo que pronosticaban los Mayas? No creo que esa cultura milenaria estuviese preocupada por los asuntos de un bloguero del siglo XXI, pero ¿quién sabe?

Después de la durísima experiencia de La Misión, que pueden comenzar a leer aquí, seguir por acá y terminar por acullá, me intrigaba cuánto me iba a tomar recuperarme como para volver a hacer mis entrenamientos de fondos largos, como esos 45 km que hacía cada domingo. A todo el cansancio y los dolores en los dedos gordos de los pies, se le sumó una tonta caída en mi cocina, que devino en un golpe en la rodilla con un pequeño corte, que ahora me hace doler un poco cuando corro.

Así que mi entrenamiento de hoy se sintió como un regreso, como un volver a empezar. Acostumbrar de nuevo los músculos, ver qué pasa en las progresiones, aprender a respirar correctamente… una vez más. Le tenemos que sumar las nuevas rutinas de musculación que estamos haciendo con los Puma Runners, y el paquete queda completo. Como deben saber, cada vez que uno empieza a levantar peso, los músculos duelen días posteriores, y no hay otra cosa para hacer que apechugar. Se supone (y puedo dar fe de esto) que con cada entrenamiento, el dolor irá disminuyendo hasta desaparecer.

A mi sensación de agotamiento general le podemos sumar ese “desacostumbramiento” al gimnasio, y se imaginarán cómo me siento… casi como si me hubiese pasado un tren por encima. Pero esto, lejos de desanimarme, me pone mucha pila. Porque ya viví todo esto, y sé lo que viene. Reconozco esos quejidos de mi cuerpo, que me indican que me estoy esforzando y que voy por buen camino. Me vuelve a la memoria las veces en que le di para adelante, con paciencia y sin desesperarme. Y lo bien que me fue.

Calculo que la vida es un poco eso, volver a empezar todo el tiempo. Algunos tienen la suerte de mantenerse estables a lo largo de los años, y otros (como yo) viven aprendiendo, probando cosas nuevas, y volviendo a eso que descubrieron que les gusta. Si me dicen de correr 100 km mañana, sé que no tendría chances. Me cuesta elongar, así que se darán una idea… Pero estoy dispuesto a volver a foja cero, ir escalón por escalón, pero recurriendo a toda esa experiencia adquirida. Podemos volver a empezar… pero seguramente tardemos menos, si es que hemos aprendido algo en el camino.

Publicado el 26 diciembre, 2012 en Reflexiones y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: