Semana 13: Día 86: Runnerfest con la nona

image

Vanessa (no se te ocurra escribirlo com una sola “s”) es una compañera de los Puma Runners, de la “nueva generación”. Es muy motivador verla superarse constantemente y notar sus mejoras físicas y espirituales.
Hace una semana me dijo lo siguiente: “Voy a probar algo nuevo… El sábado pasado mi abuela me dice: «Vane… Qué bueno que estés corriendo, cómo me gustaría acompañarte…» A lo cual le dije: «¿Por qué no?». Alquilé una silla de ruedas grandes y…
Voy a hacer los 5 km de la Runnerfest con ella”.

Ante tamaña historia le exigí que me escriba una reseña para el blog. Así que, sin más preámbulos, la carrera que compartieron Vane y la nona…

Por lo general, después del entrenamiento de los sábados a la mañana, salgo a almorzar con mi abuela. Esta ha sido mi rutina por los últimos 10 meses; sin embargo, con la fecha adoptada por la carrera de Nike este año, tuve que cambiar mi rutina y pasar el almuerzo para el domingo.

Mientras almorzábamos, hablamos de la carrera, y ella me comentó que le hubiese gustado ir a la carrera conmigo, pero con sus 88 años, las dos prótesis de caderas, y la silla de ruedas necesaria para salir de su casa, se hacía imposible.

La imposibilidad de realizar algo, está en la cabeza de cada uno; como llegué a descubrir este año, junto a la ayuda de mis amigos en el grupo de entrenamiento. Dicho esto y todo… iba a ser un tema correr con la silla de ruedas, prótesis, etc.  Mientras pensaba como compartir una “maratón” con ella (para ella cualquier carrera es maratón), vi el anuncio de la RunnerFest: 5 km disfrazados, con colecta de juguetes para ser repartidos en comedores comunitarios y hospitales infanto juveniles. Al ser solo 5 kilómetros el recorrido, era una distancia justa para poder correr llevando la silla de ruedas conmigo.

Le comenté de la carrera, y se sumó a la idea.

La semana previa fue una carrera en sí misma para mí. Primero la parte logística: conseguir el alquiler de una silla con ruedas grandes: las de autopropulsión (suicida no soy, no iba a hacer los 5 km con la silla de paseo). En segundo lugar tuve que superar un resfirado que me dejó sin poder entrenar en la semana.

Llegó el día de la carrera, y camino al arco de largada nos encontramos con Mak, uno de los Puma Runners, que le dio el incentivo necesario para estar preparada para la carrera. Seguimos caminando hasta llegar al arco de largada; disfrazadas de Papá Noel (lo sé, no es un disfraz del todo creativo, pero era práctico).

En esta instancia mi abuela ya empezó a disfrutar del ambiente de la gente del mundo del running, dejar los juguetes para los chicos, ver que la gente la saludaba y la alentaba inclusive desde antes de largar.

Durante el transcurso de la carrera la gente la alentaba a ella, la felicitaba; y en todo momento ofrecieron ayudarme con la silla (la cual daba su considerable trabajo en algunos tramos). Al terminar la carrera, la sonrisa era suficiente premio. Incluso una persona le regaló a ella un ramo de flores, lo cual la puso aún más feliz.

Hoy, a un día de la carrera me llaman mis primos diciéndome que ella está monotemática, comentándoles que con 88 años completó una maratón conmigo. Les comenta del ramo de flores, de su medalla de finisher (que tiene en la mesa del living), y de la amabilidad de todos los corredores y organizadores; en un día que fue uno de los más lindos del año (en palabras ella).

Así que… con orgullo, colgué yo también mi medalla de finisher (de una carrera de 5 km) junto a las medallas de las otras competencias, sabiendo que esta es de una carrera que hice con mi abuela.

image

Publicado el 23 diciembre, 2012 en Carrera y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 10 comentarios.

  1. Hermosa crónica Vane!! Me emocioné!!

  2. Vanessa me has hecho caer un par de lágrimas campeona! Felicidades para vos, para tu Abu, mis mejores pensamientos por ti y ella, por esta fantástica e increíble demostración de que nunca es tarde….de que el esfuerzo vale la pena! El movimiento, el running es magia y salud y nuestra querida Abu pudo comprender en estos instantes tan conmovedores de su vida estas sensaciones tan maravillosas… Sos Maestra, has realizado un sueño que ella no olvidará jamás. Un abrazo y gracias a Martín por compartir este relato! Feliz Navidad y lo mejor para todos ustedes. Juanca.

  3. Vanessa…Martín…he puesto este relato tan lindo y emotivo en uno de mis blogs. Gracias. Juanca. (http://juancaminapensamientos.blogspot.com.ar/)

  4. Felicidades!!!! Muy emotivo, gracias por compartir la historia.

  5. Me encantó, lo compartí!

  6. Gracias a todos por los comentarios 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: