Semana 4: Día 22: Ir a un cumpleaños siendo vegano

Esta noche fui al cumpleaños de mi cuñada. Mi hermano, Santiago, ya me había advertido que me lleve mi propia comida. Porque, reconozco, no es fácil alimentar a un vegano. Así que asistí con mi bolsita de cena, y vi desfilar montones de platos que no podía comer.

Antes era más fácil. Nos juntábamos a comer empanadas, y entre las de carne y jamón y queso, armaban una tanda de queso y cebolla para mí. Ahora se las compliqué, y al no consumir más proteínas de origen animal, solo queda comerme el repulgue. Esta vez la safé con un plato de salchichas de soja, y antes de salir (como para llegar sin hambre) me comí un paquetito de pretzels. Pero en medio de la fiesta me di cuenta la cantidad de cosas que no voy a poder volver a probar. El pan eran figazitas de manteca, las pizzetas tenían queso, la torta dulce de leche y crema. Y ni siquiera estoy mencionando los sanguchitos de matambre, la albóndigas y todos los otros platos con carne.

Ahora entiendo por qué los veganos se juntan en sociedad. La comida es un evento que congrega a las personas y las acerca. Yo no me sentí aislado, de hecho me dio pie a explicar mi base vegana y despotricar contra los productos derivados de los animales, pero es como que la cena hermana a las familias y los amigos, y es duro quedar como un “cortado” que le dice a todo que no.

En el cumpleaños me preguntaron por qué me había vuelto vegano y si mi nutricionista sabía lo que estaba haciendo. Expliqué que voy a hacer una Misión vegana (160 km en Villa La Angostura) y así demostrar que no es cierto que los que no comemos carne somos más débiles, o que la fuerza pasa por la proteína animal. No creo que yo sea una especie de Mesías del veganismo, pero es inevitable tomar este tipo de decisiones y tener que explicarlas a tus allegados. Inevitablemente uno se termina volviendo nn moderador de causas alimentarias.

Creo que la mejor opción, de acá en más, va a ser seguir llevando la viandita. Los agasajados sabrán comprender, y con el tiempo todos irán incorporando opciones veganas al menú. Y las tortas no me tientan desde hace rato. Pero no se puede ir a un cumpleaños siedo vegano… sin tener que dar algunas explicaciones. Algún día, todo esto será muy habitual, y entre las pizzetas siempre habrá alguna de fugazza…

Publicado el 20 octubre, 2012 en Alimentación, Reflexiones y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 10 comentarios.

  1. ¿Qué hacen los veganos con sus hijos? ¿Cómo los crían?

    • ¡Cuando tenga hijos de te cuento!

      Primero, hay que entender que un vegano sí le va a dar leche materna a su hijo. Segundo, las personas somos animales de costumbres. Si en tu casa se come una dieta vegana, tu hijo va a comer eso. El autor de “The China Study”, que demostró que la comida más saludable era la vegana, erradicó los productos animales de su casa, y sus hijos se acostumbraron a comer eso, al punto de que si iban a la casa de sus amigos no comían lo que había ahí. Cuando le preguntaban “¿Y vos qué comés?”, ellos respondían “Plantas”.

      El desafío está en tomar la decisión del veganismo y querer cambiarles la rutina alimenticia a ellos. No se me ocurre cómo hacer. Pero si lo hacés desde el nacimiento, no van a tener problema.

      Y lo de que necesitan leche para crecer sanos y fuertes está comprobado que es un mito… Hay una creencia muy arraigada de que los chicos necesitan carne y lácteos para desarrollarse, pero en realidad no tenemos ninguna base para afirmar que con vegetales no puedan hacer lo mismo. De hecho yo consumía lácteos y me fracturé en tres ocasiones distintas…

  2. ¿Cómo se arreglan con Vicky? ¿Hacen comida por separado para cada uno?
    Evitar las carnes es relativamente sencillo, pero no comer huevo, queso y otros derivados lácteos limita muchísimo.

    • Cada uno come su comida, aunque muchas veces coincidimos (quizá ella le agregue algo no vegano, pero la base es la misma). Y sí, el veganismo es unas mil veces mdeas complicado que el vegetarianismo. Pero la clave está en no pretender conseguir en el supermercado o el almacén comida vegana, sino visitar más seguido la verdulería o las dietéticas…

  3. Pregunta simple y respetuosa. POR QUE SOS VEGANO?

    • Pablo, me hice vegetariano hace muchos años porque me daban pena los animales (no así las plantas) y no me sentía muy cómodo comiéndome sus cadáveres. Algo personal sin mucha más profundidad que esa. Pero recientemente me crucé con una investigación (The China Study) en la que demuestra la relación de montones de enfermedades que sufrimos en occidente, por culpa del consumo de proteínas animales (que incluye cosas que todavía consumía, como huevo, quesos, leche). Básicamente hicieron un estudio en donde hacían que el cáncer se desarrollase y se revirtiese solo cambiando la dieta. Por eso me pareció que el paso lógico después del vegetarianismo era intentar el veganismo, ya no por pena ni culpa, sino por una cuestión de comprobar si se puede tener salud plena (y ser ultramaratonista) siendo vegano.

  4. Respeto lo que decis. e imagino lo que debe ser la TORTURA de la constante opinion del tercero. En mi caso si como carne y otros, pero si tengo mucho cuidados con el tipo de alimentacion, me baso mucho en la dieta mediterranea. Pero hasta en mi caso que como de todo en su justa medida y momento, pese a eso tengo que “fumarme” al resto de la gente diciendo que soy re DIET, un metrosexual….. poco importa, pero siempre les digo lo mismo …. yo no me meto en lo bien o mal que comes vos, no te metas en mi comida….

    Saludos.

    Pd: soy el que una vez en el hipodromo te saludo, cuando venian “descutiendo” con Vicky.

    • Bueno, no es una tortura, sinceramente. Es lógico que otras personas no entiendan la forma en la que uno come cuando nuestra alimentación se basa en el “placer” de comer, y no en el aporte que nos da la comida. Me gusta comer, ojo, pero también priorizo mi salud y mi máximo rendimiento. No creo que un cono de papas fritas me ayude a sentirme mejor físicamente ni mejore mi resistencia atlética. Correr y sentirme bien me da mucho más placer que comer. Ambas acciones generan endorfinas, yo prefiero las del deporte.

      Jaja, me acuerdo de esa vez en el Hipódromo. Gracias por decir que veníamos “discutiendo” y no que Vicky me venía cagando a pedos. ¡Saludos!

  5. Hola yo soy vegetaria casi de nacimiento,(mi mamá es vegetariana) hacia tiempo que queria ser vegana por respeto a los animales no humanos,pero siempre volvia a comer algo con lacteos.Hasta que un dia en un blog de veganos conocí el Estudio de China,leyendolo nunca mas quise saber nada con los lacteos lo que antes me encantaba,me empezó a causar repulsión.Antes de ser vegana siendo vegetariana corrí varias carreras todavia ninguna maratón,ese es uno de mis objetivos a futuro.Pero siempre tenia que dejar de entrenar porque me agarraba,bronquitis,broncoespasmos,tomaba un poco de frio y volvia a recaer.Es increible como me cambió la vida desde que soy vegana. Ya no me enfermo,mi salud mejoró muchisimo.Tengo mas resistencia.
    Algo que me recomendaron cuando deje los lacteos fue que me desparasitara, por los parasitos que hay en los lacteos y sus derivados suena raro pero lo hice y ahora me siento super!!.Hay mucha info en internet sobre como desparasitarse de modo natural o con medicacion.Y es recomendable hacerlo 2 veces al año,lo tienen q hacer todos los que viven en la casa al mismo tiempo.
    Volviendo al tema, tener que ir a un cumpleaños cuando es de alguien que no tengo mucha confianza me resulta muy incomodo,para no ir con la vianda trato de comer antes.Decir que no a todo lo que te ofrecen me termina poniendo de mal humor,y encima pasan las hrs y ver a todos comiendo y yo mirando me siento una anorexica.Muchas veces evito ir. Y ni hablar de los asados,eso no lo puedo superar es mas fuerte q yo,ahi si que no voy,me da mucha impresion,me repugna el olor y no soporto ver las caras de todos deleitandose con la muerte de un pobre ser indefenso.Se que no tendria que irme tan al extremo,pero es mas fuerte que yo.Y creo que si iría y alguien me preguntara por que no como carne lamentablemente no tendria filtro y a muchisimos se les irian las ganas de comer.
    Ah no se si se puede pero les paso el link de un queso vegano de papa,este es muy facil de hacer y economico a diferencia de la mayoria de los quesos veganos que son complicados de hacer.Yo lo uso para todo,dura tres o cuatro dias en heladera y al cocinarlo hasta gratina.

    Saludos!!

    • Gracias, Jesi! Me siento muy identificado con lo que contás. A veces como antes de ir a una reunión, pero siempre me llevo unas pasas o algo para picotear. Es que a veces uno come por sociabilizar, y bueno, no está mal que tengas algo sano en el bolsillo.

      Genial la receta, ¡la voy a probar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: