Semana 49: Día 338: Los 8 km de la Maratón Dale Vida!

Hoy, en la Costanera Sur de Puerto Madero, se corrió una carrera a beneficio, para concientizar sobre la donación voluntaria de sangre, llamada “Dale Vida!” (así, con signo de admiración al final, por lo que hay que decirlo gritando). En su tercera edición, consiguió arañar los 2 mil participantes, que se repartieron entre las categorías 3 y 8 km participativa y 8 km competitiva.

El día acompañó con un solazo espectacular, y yo en jeans, muriéndome de calor. Sí, fui a la competencia, pero no participé. Asistí en calidad de fotógrafo, para relevar la experiencia y subir las imágenes al Facebook de LionX (dénle “Me gusta”, lo que hacemos en esa págnia no tiene desperdicio). Fue muy extraño vivir todo desde “afuera”. En principio se está más relajado, sin los nervios de andar poniéndose el número con los ganchitos en el último minuto, pero a la vez sin esa adrenalina de la largada (y del medio y de la llegada).

Evidentemente estas carreras cortas son muy convocantes. En el marco de una campaña de concientización, es una idea muy acertada hacer una competencia “accesible” a la mayor cantidad de gente. Pude ver a corredores de elite, tomándose el evento con todo el empeño, pero también a señoras que caminaban tranquilamente, a su ritmo y sin la presión del tiempo. A veces como atleta “experimentado” (por etiquetarme de algún modo) me quejo de que organicen carreras “cortas” porque no representan más que un entrenamiento (a veces, mucho menos), pero es evidente que no están hechas  para fondistas, sino para quienes disfrutan de correr y para los que nunca lo hicieron y quieren intentarlo. Todos, al participar de una actividad aeróbica, dan un pequeño paso hacia una mejor salud.

Entre quienes estaban inscriptas se encontraban Vicky y Yamila, una amiga. Hubo un colado que no fui yo, sino nuestro perro, Oso Rulo, que cruzó con agilidad y destreza la meta, preparándose para cuando compita en la Dog Run. Las chicas querían hacer una carrera juntas, compartir la experiencia, y hacer algo al aire libre. No se imaginaban, el día en que se inscribieron, que les iba a tocar un clima tan ideal como el de esta mañana.

Y yo fui corriendo pero de un lado a otro, intentando mis primeras armas en la crónica gráfica de una carrera, que no me tuviese como participante. Pude registrar buenas imágenes, pero por mérito de la cámara que capturaba los movimientos con mucha definición. Dejo algunas en este post, pero hay MUCHAS más en la página de LionX. Quizá, en poco tiempo, esta experiencia se vuelva habitual, y pueda cubrir más competencias, a veces desde adentro, otras desde afuera. Sentí muchas ganas de estar ahí, corriendo, cuando veía a toda esa gente divirtiéndose, sprintando en los últimos metros, dándose aliento… el running y la solidaridad son cosas contagiosas. Y la próxima dejo el pantalón de jean en casa…

Publicado el 2 septiembre, 2012 en Carrera, Reflexiones y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: