Semana 48: Día 335: El tenedor es tu mejor aliado

¿Qué tienen en común Bryan Adams, Alanis Morissette y Sinéad O’Connor? “Son cantantes”. Es cierto. ¿Y qué hay de Pamela Anderson, Alec Baldwin, Kristen Bell, Linda Blair, Michelle Pfeiffer, Joaquin Phoenix, Brad Pitt y Eric Roberts? “Son actores”. Bien, venimos prestando atención. ¿En qué se relacionan todos ellos con Morrissey, Bill Clinton y su hija Chelsea, Ben Stiller, Mike Tyson, Thom Yorke y André 3000? “Son famosos”. Bueno, sí. Pero hay algo más. Estas personas “conocidas”, junto a Ted Danson, Ellen DeGeneres, Woody Harrelson, Jared Leto, Moby, Prince, Alicia Silverstone y mi ídolo de toda la vida, “Weird Al” Yankovic, son veganos. Ni vegetarianos siquiera. No consumen ningún derivado de animales.

Ozzy Osbourne, que se comía la cabeza de murciélagos (Batman, agarrate) y Steve-O, ese loquito que se dejaba hacer de todo (como un piercing que le juntaba los dos cachetes del… en fin) también son veganos. Por ahora podríamos hablar de una moda entre famosos. Así como todos empezaban a ser de la cábala o la cientología, las tendencias que, en apariencia, los destaca del resto, son rápidamente adoptadas. Sé que en el fondo estos posts sobre alimentación tienden a volverse repetitivos, pero me tranquiliza, buscando veganos entre gente conocida, cruzarme también con atletas como las hermanas Williams, Venus y Serena. O Mike Tyson. La hermosa modelo y luchadora libre Taryn Terrell. El físico-culturista Robert Cheeke. El múltiple campeón olímpico Carl Lewis. El triatleta y activista Brendan Brazier. Y podría seguir así, aburriendo a todos.

Cada vez me convenzo más de que la alimentación es el mejor aliado para una vida saludable. Incluso ahora, que estoy a 4 semanas de empezar un año de veganismo, los lácteos me caen mal. Es psicológico, lo sé. Pero la cantidad de procesos en el cuerpo que se entorpecen por el consumo de proteína animal supera ampliamente cualquier beneficio que puedan imaginar.

Si quieren, no nos vayamos a los extremos. Comer en exceso es un problema. No hidratarse correctamente, no consumir alimentos nutritivos, todo eso nos juega en contra. Y es una cuestión cultural. ¿Qué otra cosa le damos a los chicos para calmar su hambre (o que dejen de hinchar las guindas) que galletitas? 100 gramos contienen un tercio de grasa refinada. Pero no nos lo cuestionamos. Así nos educamos, que ante el hambre, siempre viene bien un paquete de papas fritas, o un alfajor. Y así se nos pasa la vida, y en esa costumbre de comer grasa (que está ahí, es barata y lo venden en cada esquina), luego queremos algún resultado milagroso, una dieta o un aparato que vendan en la tele que nos dé un cuerpo trabajado con tan solo 5 minutos al día.

El tenedor es nuestro mejor aliado. Si les parezco extremo, no se vayan al veganismo, ni siquiera al vegetarianismo. El gran cambio para nuestra vida empieza cuando vamos al supermercado y elegimos qué comprar. Lo que esté en la alacena y en la heladera nos acompañará el resto de la semana. ¿No conviene, ya que todos estamos obligados a comer, que lo usemos para nuestro propio beneficio?

Publicado el 30 agosto, 2012 en Alimentación, Reflexiones y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. Hola!!! En lo personal, no creo que seas repetitivo. Si te soy sincero me contagias tu entusiasmo. En mi adolescencia siempre era de comer carne, después por motivos de salud tuve que comer ensaladas con poco pollo y aunque al principio fue pesado y para correr me sentía débil, después me di cuenta que me sentaban de maravilla los vegetales. Después de comer en la oficina no da sueño, y algo mágico: las constantes depresiones han desaparecido.
    En el pueblo de mis papas mucha gente ha muerto (incluye familiares cercanos) de cáncer, yo soy muy científico y creo que debe haber un patrón. No soy de los que creen que es consecuencias de la vida moderna (algo hay de eso) y sin cuestionarse mas. Llegue a hacer conjeturas de experimentos del gobierno o cosas similares, pero ninguna me cuadraba. Hasta que leí lo que comentas de comer carne puede ser causante de cáncer, y la idea puede parecer decabellada en principio, pero analizándola, creo que tiene lógica, deberían hacerse mas estudios al respecto.
    En cuanto al vegetarianismo, nunca pense hacerlo; de momento el veganismo, no va conmigo; aunque no niego que a veces pienso como seria mi alimentación si fuera vegano.

  2. Está bueno aclarar que el veganismo es un estilo de vida que va más allá de la alimentación. Se pone como prioridad evitar el consumo de productos animales de todo tipo, incluyendo ropa, zapatos, zapatillas (las única marca vegana que pude encontrar es Brooks), productos de empresas que testeen en animales, etc. Es un estilo de vida que se preocupa por los animales más que la salud propia.

    • Bueno, es cierto. Los veganos suelen alterar su dieta por cuestiones morales y no de salud. Así me hice ovolactovegetariano, pero voy a lo vegano por toda la evidencia que estoy encontrando de que la proteína animal colabora con la degeneración del cuerpo.

  3. Hola, hace 4 semanas comencé mi vegetarianismo. Mi ideal es el veganismo, sin embargo me pareció un poco extremo de un momento para el otro. Es verdad lo de los lácteos, hinchan y la alimentación con pocos nutrientes es habitual.
    Me surgieron dudas sobre la alimentación, que complementos utilizas y más ahora que pensas entrar al veganismo. ¿A que profesional vas que te guie con la dieta?
    Saludos y fuerza para este gran paso.

    • Pablo, ¡felicitaciones por la decisión! Es cierto lo que decís, el cambio es extremo, pero para mí pasar de ovolactovegetarianismo a veganismo se me hace bastante fácil. Este es un buen paso intermedio.
      Te cuento que no consumo ningún complemento. No sé si contabilizar los geles en las carreras como complemento, pero en realidad no lo consumo por vegetarianismo, de hecho todos los corredores amateurs de fondo lo hacemos.
      Mi nutricionista es especialista en deporte, y ella me guía en cuanto a la alimentación. Pero hasta ahora puedo afirmar que ser vegetariano y hacer una actividad de alto rendimiento son dos cosas que pueden ir de la mano.

  4. Scott Jurek ultramaratonista vegano (aunque a el le gusta decir que se alimenta a base de plantas) es uno de los protagonistas del libro Nacidos para correr y estuvo entrenando con Killian Jornet hace poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: