Semana 46: Día 321: Se viene el estrés pre-viaje

La experiencia previa de algo sirve. Ante situaciones recurrentes, uno ya se puede imaginar qué va a pasar. Esto nos permite prever… aunque no siempre sea tan sencillo.

En menos de un mes voy a estar caminando por las calles de Roma. Ya todo va a haber pasado, y voy a estar relajado, gastando los míseros dólares que pude conseguir. Pero llegar hasta ahí, va a ser una especie de odisea.

Voy a acumular trabajo e intentar adelantar, porque viajo tres semanas. Mi ausencia va a ser problemática para todos mis clientes (soy diseñador freelance), y voy a querer cumplirles a todos. Por eso voy a dormir cada vez menos, hasta llegar al día en que sale el vuelo con una migraña terrible y tres noches sin dormir. No es una cuestión fatalista, este es mi cuarto viaje a Europa y siempre fue igual.

Creo que mi sistema de autodefensa me obliga a reprimir todo. Porque me encanta viajar. Me emociona, al punto de que en migraciones me sudan las manos y pienso en todas las situaciones posibles en que me impiden volar (un alicate no declarado, pasaporte vencido, etc). Hasta no cruzar las puertas de Barajas (Madrid) la paso pésimo. Pero uno pasa por esas situaciones espantosas cuando detrás espera algo mucho más placentero.

Posiblemente en esta realidad de inestabilidad emocional, el running va a ser mi válvula de escape. En estas cuatro semanas puedo descargar toda la tensión moviendo las patas contra el pavimento. Y ojo, una vez allá soy bastante dócil. Pero le pongo tanta expectativa a este tipo de aventuras que empiezo a temer las consecuencias de que algo falle. Tuve, y seguramente vuelva a tener durante este mes, pesadillas en las que me olvidaba el pasaporte en casa.

Espero que quienes me rodean me tengan paciencia. Me gusta armar el bolso el mismo día en que viajo, me pongo tenso y se me revuelve el estómago. Si me bancan en esa, después soy un gran compañero de viaje…

Publicado el 16 agosto, 2012 en Reflexiones y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Jaja! A todos nos pasa lo mismo… esto también forma parte del viaje!
    Solo focalizá tu atención en las prioridades.

  2. Sí!! Pero mientras la que te tiene que aguantar soy yo!! Podrías ser dócil antes también… más allá del estrés!!

    GENTEEEEE!! ENTIENDANME A MIIII TAMBIÉEEEEEN!!

    JAJAJAJA!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: