Semana 46: Día 315: En la cuenta regresiva

Sé que esto le interesa a pocas personas, pero sigo dándole vueltas al tema del veganismo. Por capricho, quiero empezar cuando el contador se ponga en cero y esté en la semana 1, día 1. Eso va a ser en Atenas, con una semana todavía por delante en Europa. Mi nutricionista me recomendó esperar al regreso a casa, pero así no llegaría a la Espartatlón de 2013 entrenando exactamente un año sin consumir proteína animal.

Y ahora quedan exactamente seis semanas. Y mientras cenábamos una pizza mitad rúcula, mitad capresse, me daba cuenta de que no iba a poder comer más queso. Y ahí se acaban prácticamente todas las salidas nocturnas, cualquier clase de cena con amigos, al menos para mí. No hace falta ser drástico, pero la verdad es que ya es difícil encontrar comida que no tenga carne de vaca, jamón o pollo. Más complicado todavía va a ser que no tenga lácteos, queso o huevo.

Por suerte The China Study, el librazo de 400 páginas que me está haciendo replantear toda mi postura sobre la alimentación, cuenta sobre Chris Campbell, bicampeón de lucha de la División 1 de NCAA (Asociación Atlética Colegial Nacional), tri campeón de lucha en los EEUU y dos veces luchador olímpico. A los 37 años se convirtió en el norteamericano de mayor edad en ganar una medalla olímpica en lucha, pesando 89 kg. Este señor es vegetariano, y es una prueba de que los que no comen producos animales no son flacos enclenques.

Lo que comemos es un indicio de cómo vivimos… y de qué morimos. Me preocupa que en los países rurales la gente tenga insuficiencia nutricional y serios problemas sanitarios, pero no mueran de cáncer, diabetes o ataques cardíacos. Las diferencias con las naciones “ricas” trazan un paralelo en lo que comen. ¿Estoy a tiempo de revertir mis hábitos alimenticios y así alejar a las llamadas “enfermedades de la opulencia”? Luego de la guerra de Corea, a principios de la década del ’50, se publicó un estudio realizado por investigadores de medicina militar. Ellos examinaron los corazones de 300 soldados muertos en combate. Ellos tenían un promedio de edad de 22 años. Tenían entrenamiento, estaban en buena condición física y eran jóvenes. Por lo menos 77,3% de los corazones examinados tenían “gran evidencia” de cardiopatía. Esto revela que las enfermedades del corazeon se desarrollan durante toda la vida, y no cuando somos viejos.

Claro, los norteamericanos desayunan un cóctel de bacon frito, huevos fritos, y si pudiesen tomarían café frito. Pero también consumen mucha leche, y otros derivados como la manteca. The China Study, además de meterme pánico, me da esperanzas de que el cambio en la dieta, disminuyendo el consumo de proteína animal por debajo del 10%, detiene los efectos silenciosos y nocivos que tiene en el cuerpo. Los veganos siempre me parecieron unos hippies medio locos, y pensar en convertirme en uno me hace dar cuenta de lo difícil que es vivir en este mundo. Y ya ser vegetariano era una complicación, a casi todas las cosas les tienen que poner jamón. Sí, la carne de ese animal que se revuelca en mugre.

Pero bueno, cada vez me voy dando cuenta que el mundo nunca cambia. El que debe cambiar es uno mismo.

Publicado el 10 agosto, 2012 en Alimentación, Reflexiones y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 9 comentarios.

  1. Scott Jurek (ultramaratonista) también es vegano aunque no le guste ese rótulo. El veganismo va más allá de la alimentación y alcanza a todo aspecto de la vida: ropa, zapatos, cosméticos (experimentación en animales, etc). Yo por lo que estuve averiguando la única marca de zapatillas de running veganas son las Brooks.

  2. Martin Cuando puedas pasame los datos de tu nutricionista… no me convenció la mia. Gracias.

  3. Nacho Morgantini

    Sorry pero yo no entiendo porque no comen ningun derivado de animales o seres vivos “que sienten ” . Es por respeto a esos animales ? Si es asi tampoco tendrian que usar ninguna clase de cremas o comesticos , como el shampoo por ejemplo , que los prueban en conejos y ven si les irrita los ojos , si “lloran” . le arruinas la vida a un animalito solo para tener el cabello con brillo ? Es contradictorio , no ?
    Se que hay algunas marcas que no prueban con animales , pero valla uno a saber si es cierto.

  4. martin
    empecé a correr este año, en enero y estoy entrenando para los 42 km
    ya corrí un par de 10 k una de 15 k y entrenando llego a los 30 km en 3 hs, pero a patir de ahí, no solo “se me caen ” las piernas, sino que ya a las 2:30 me empiezan a doler los tobillos . uso zapatillas saukony, que me recomendás que haga?
    gracias
    pedro

    • Es lógico que se te caigan las piernas en el km 30, eso se llama “el muro” y nos golpea a todos los corredores. Hay que resistir y seguir avanzando. Igual, por las distancias y el poco tiempo que hace que corrés, te recomendaría que veas a un especialista en pisada para que te haga plantillas especialmente para vos. Andá a verlo con tus zapas, así ve si son las adecuadas para tu tipo de pisada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: