Semana 45: Día 309: Acreditándonos en Pinamar

image

Como conté varias veces, Pinamar fue mi primera carrera, aunque en 2008 se llamaba “Merrell Adventure Race”. Hoy, sin ese clásico sponsor, se entregaban los kits para la edición que se va a correr mañana.
Luego de la trasnoche típica del viernes, con los chicos del grupo dormimos lo que pudimos y nos levantamos para desayunar. Sin importar lo que hagamos en días previos, el sábado empezamos a cuidarnos. Optamos por las pastas, dejamos el alcohol de lado y empezamos a sentir esas cosquillas en el estómago.
Voy a hacer una observación muy subjetiva. Otros corredores que habían madrugado nos adelantaron que en la acreditación regalaban un litro de cerveza. En otra oportunidad hubiese creído que era una broma, pero en la Adventure Race de Tandil entregaban latas de cerveza  gratis, tanto en la charla técnica como después de la llegada. Probablemente la falta del main  sponsor los haya forzado a aceptar a cualquier marca. Pero me parece que una cerveza es una pésima opción. No representan el espíritu deportivo ni está asociado a la salud. Hace mal tomar antes de la carrera (el hígado se queda  filtrando las toxinas y no la sangre), como también después. Y no te regalaban una latita, ahora daban una botella de litro por atleta. Me pareció lamentable. Creo que no hay que buscar apoyo económico a cualquier precio, y si está cerveza quisiese estar presente en eventos deportivos, deberían desarrollar una bebida afín (además de alcohol, regalaban una botellita de Gatorade).
Dejando de lado esta situación, que no deja de sorprenderme, la organización funciona como un violín, al igual que cada año. Por ejemplo, yo no estaba inscripto, por un error del Club de Corredores, y lo resolvieron al instante, con una buena atención y paciencia.
En el pro shop compramos geles y Vicky se hizo con una calza nueva. Lo bueno de estos puestos de venta es que suelen tener mejores precios que en tiendas, o descuentos por pago en efectivo. Suele ser una buena oportunidad de actualizar el equipo.
La remera de este año pareciera ser de una tela más finita que la de años anteriores, y el talle M, que me pido siempre, me queda corta de mangas pero perfecta de largo. Hay opiniones divididas en el grupo de si está buena o si va para atrás  (a mí me gusta).
El horario ideal para ir a la acreditación es a la mañana. Alguna vez fuimos por la tarde y nos quedamos sin talles de remera. Además quedamos muy sobre el pucho para resolver cualquier inconveniente en la inscripción. Hoy, cuando nos fuimos (más cerca del mediodía) el lugar estaba lleno de corredores haciendo largas filas. Confirmé que el mejor horario para acreditarse es temprano,antes de almorzar.
Solo queda no cansarnos, cenar hidratos (pero liviano), hacer un buen desayuno y a correr… pero abrigados. Parece que este año el clima no nos va a acompañar.

Publicado el 4 agosto, 2012 en Carrera, Reflexiones y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: