Semana 40: Día 277: Comer más veces al día adelgaza

Mientras menos comía, más engordaba. Suena a un oxímoron, pero es la verdad.

No hace mucho tiempo, antes de ir a la nutricionista, el desayuno me parecía un capricho. Me lo salteaba, y me justificaba creyendo que tenía el estómago vacío, y que comer algo solo me iba a abrir el apetito. Era deportista, entrenaba con cierta regularidad, y participaba de carreras largas, como las de Tandil o Pinamar, de 27 km. Mi rutina no era tan diferente a la actual, estando 8 horas o más sentado frente a la computadora, y metía bastante bici para pasear. En los partidos de fútbol corría todo el tiempo, y una vez me mandaron a robar la base de los contrincantes en un enfrentamiento de paintball, porque tenía handicap como atleta.

Pero era gordo.

Por supuesto que no estaba obeso, yo consideraba que mi cuerpo era atlético. Pero tenía panza, unos rollos importantes que sobresalían del pantalón, una incipiente papada, y unos interesantes cachetes. En mi cuerpo tenía 7 kilos de grasa por encima del promedio. O sea, de todo lo que hace falta tener, a mí me sobraba todavía eso. ¿Cómo puede un deportista estar en sobrepeso, y encima uno vegetariano?

Nunca me lo planteé demasiado, solo me limitaba a aceptarlo y a creer que mis límites estaban ahí, al alcance.

Entonces vino el blog Semana 52, cita con la nutricionista, y el planteo de comer 6 comidas diarias. Ya había escuchado esa teoría, de boca de un gastroenterólogo, que me lo recomendaba para tener un mejor funcionamiento gástrico. El cuerpo produce constantemente ácidos para procesar el alimento, y conviene mantenerlo ocupado con regularidad. Aquella vez intenté ponerlo en práctica, y al segundo día me embolé espectacularmente. Pero ahora tenía la motivación, y aunque me resultaba raro eso de desayunar, decidí incorporarlo. La idea era variar entre todas las opciones que me dio mi nutricionista, pero yo elegí una, la de los cereales con yogurt, y decidí enfocarme en esa. Y de alguna forma funcionó, al punto de que hoy me es imposible empezar el día sin un buen desayuno. Con el correr de los meses empecé a bajar de peso a un ritmo inesperado, combinado con algunos kilómetros extra de entrenamiento (pero tampoco taaaantos). La combinación de cosas ayudó, pero sin duda alguna la alimentación fue clave.

Saltamos en el tiempo al día de hoy. Fui a almorzar con Vicky a Picnic, un restaurante vegetariano en Florida y Diagonal Norte. No me alcanzarían las palabras para recomendar ese templo del sabor. Las porciones de papas (¡al horno!) eran tan grandes, que con Vicky comimos a medias una hamburguesa (de lentejas) y la otra terminé pidiéndola para llevar. A las 3 de la tarde tenía reunión con amigos, y me llevé mi bolsita de papel con la comida adentro. Mis amigotes no son precisamente gordos, pero están exactamente como yo antes de Semana 52: panza y cachetes. Llegó uno, muerto de hambre, porque no había almorzado. Me pareció una locura por la hora, así que le doné mi hamburguesa vegetariana, que la devoró como si estuviese hecha de cadáver animal. A la media hora llega otro, desesperado por algo para comer. Me sorprendió la hora…

Y me di cuenta de que, yo era exactamente así. A veces mi almuerzo, a las 2 de la tarde, era lo primero que comía en el día. La cena era mi comida principal, donde me devoraba todo. Ahora veo con claridad que comer con inteligencia hace una gran diferencia. Muchos se sorprenden cuando les digo que como seis veces diarias (frecuentemente aclaro esto cuando, al verme flaco, me dicen “tenés que comer, nene”).

Tener una vida activa y consumir lo que el cuerpo necesita. Esa es la clave para cambiar tu cuerpo.

Publicado el 3 julio, 2012 en Alimentación, Consejos, Reflexiones y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. nicolas morales

    🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: