Semana 40: Día 274: 162,19 km en un mes

Este mes hice mi marca más baja en lo que va del segundo año de blog. Tengo justificativos: enfermedad (una congestión de campeonato), mucho trabajo (trasnoches de diseño… sin mi válvula de escape que es el running). Pero cuando no pude entrenar por motivos laborales, compensé con mis carreritas desde Barracas (oficina de la editorial donde hago diseño freelance) hasta Colegiales (mi depto). O sea que podría haber corrido mucho menos.

No me asusta tener menos kilometraje. En realidad hago estos registros para averiguar qué pasa en todo este “experimento”, y sinceramente jamás pude imaginar cuáles iban a ser los resultados. Este es el comparativo, mes a mes:

Octubre: 208,73 km
Noviembre: 173,43 km
Diciembre: 164,29 km
Enero: 208,25 km
Febrero: 290,93 km
Marzo: 230,27 km
Abril: 194,35 km
Mayo: 258,79 km
Junio: 162,19 km

Luego de la Patagonia Run, mis fondos largos de fin de semana desaparecieron. De ahí la diferencia entre Mayo y Junio. Y realmente extraño esas cuatro horas de domingo, recorriendo la ciudad. Supuestamente mi entrenamiento por el resto del año se va a enfocar a las próximas carreras (Adventure Race Pinamar, Media Maratón de la Ciudad, La Misión) y no tanto a alcanzar esa marca de 100 km en menos de 10 horas y media. ¿Quizá pueda hacer un acto de rebeldía y salir a correr 40 km todos los domingos? Por lo pronto, creo que no voy a dejar pasar la oportunidad de volver corriendo desde Barracas. No me molesta trabajar fuera de casa, pero el viaje se me hace tedioso. Siempre aproveché para leer o escuchar la radio, pero aunque no puedo avanzar con mi lectura mientras corro, sí puedo sintonizar el dial mientras hago esos fondos de 15 km.

Julio y Agosto serán meses todavía enigmáticos para mí (en lo que respecta al “cuentakilómetros”). Septiembre sí puede llegar a tener una baja considerable, siendo que me voy tres semanas a Europa con Vicky. Tenemos ganas de correr al menos una vez en cada ciudad (incluso repetir entre los dos la experiencia de correr entre Atenas y Maratón), pero seguramente sea el mes donde menos kilómetros sume. Pero tampoco me asusta. Cambiaré running por caminata. Y dejaré un poco de lado la dieta para desayunar churros con chocolate en Madrid. No creo que me desbande demasiado, pero si no voy a tener la oportunidad de correr la Espartatlón este año, bien puedo disfrutar de unas merecidas vacaciones…

Publicado el 30 junio, 2012 en Reflexiones y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: