Semana 38: Día 265: A veces el dolor está bueno

Le tenemos tanto miedo a los dolores. Es una sensación horrible, tanto que el hombre lo ha usado tanto para someter a otros, como para autoinfligírselo y demostrar así devoción religiosa o autodesprecio.

Pero los deportistas conviven con el dolor. A veces es tan fuerte que te deja afuera de cualquier actividad. Otras es un recordatorio de tu fragilidad, y terminás entrenando alrededor de él,  evitando lo que te provoca molestias o tan solo diciéndote “si se me pasa corriendo, sigo”.

Hay un dolor en particular que yo disfruto. Lo siento cada tanto, cuando hace mucho que no hago musculación. Cuando hago flexiones o abdominales y al día siguiente ciertos movimientos dejan una sensación caliente, y un chispazo al cerebro. Es el dolor de estar empezando. Me hace sentir vivo, y me da un objetivo muy puntual: seguir entrenando hasta que ya no duela.

Puedo entender a los que le quieren escapar al dolor. ¿Se entenderá que yo disfrute del mío?

Publicado el 21 junio, 2012 en Entrenamiento, Reflexiones y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Loco de mierda! jajajaja a mi tambien me gusta ese dolor en los biceps, abdominales luego de hacer musculacion!

  2. Viernes, 22 de junio de 2012 14:54 | Ovación
    Un atleta de Andorra viene a correr a Rosario porque es la tierra de Messi, el Che y Bielsa
    Iván Bator Ramírez se encuentra en la ciudad para correr el maratón del domingo. Lo sedujo competir por las calles por las que alguna vez transitaron emblemáticos rosarinos.

    1 de 2

    El corredor rosarino tiene un sueño: correr por las calles que alguna vez transitaron sus ídolos.

    El atleta cumplirá un Gran Slam personal al participar de cuatro carreras en cuatro continentes distintos.

    El corredor rosarino tiene un sueño: correr por las calles que alguna vez transitaron sus ídolos.

    El atleta cumplirá un Gran Slam personal al participar de cuatro carreras en cuatro continentes distintos.
    prevnext

    “Quería correr en Rosario por los personajes que salen de esta ciudad”, dice Iván Bator Ramírez. Cuando se le pregunta a qué personajes se refiere, hace un gesto con el que sugiere que la respuesta es más o menos obvia y suelta los nombres: “Messi, el Che, Marcelo Bielsa”. Así que el mejor jugador de fútbol del mundo, el revolucionario más famoso y el loco entrenador del Athletic de Bilbao son las razones por las que este atleta de 34 años está desde ayer en la ciudad.

    Vino a correr el Maratón Internacional de la Bandera, el domingo, por las calles por donde el sabe que en algún momento caminaron aquellos personajes. Ramírez es andorrano pero vive en Zaragoza. Hace unos años comenzó a concebir un proyecto: quería correr ocho maratones en distintas partes del mundo y en todos los continentes. Ya lo hizo en tres y el maratón rosarino del próximo domingo será la cuarta estación de ese proyecto.
    Ramírez está entusiasmado y cree que aquí, por el clima y otros factores que le serán favorables, puede conseguir su mejor marca personal, que hasta el momento es de 2 horas, 34 minutos y 55 segundos. “En Rosario puedo bajarlo”, dice.

    En realidad Ramírez es en realidad un ultramaratonista, es decir alguien habituado a correr pruebas de 100 kilómetros. “Concebí este proyecto de los ocho maratones como una distracción”, explica. La cosa es así: corre un ultramaratón por año y entre una y otra corre maratones. Sólo que él le agregó un condimento extra: ya corrió en la Gran Muralla (China), en Atenas (de Maratón a la capital griega, como marca la tradición) y en Luxor (Egipto). Después de Rosario vendrán los desafíos que completarán el proyecto: correrá en Canadá (este maratón termina en las cataratas del Niágara), Australia y dos escenarios extremos, la Antártida y el Polo Norte.
    El le llama Gran Slam Maratón, que empezó en China en mayo de 2011 y terminará en el Polo Norte en abril de 2014.

    Hasta ahora no le fue nada mal. En la Gran Muralla, por ejemplo, fue el triunfador, y con bonus: se quedó con el tiempo récord de la prueba y además le sacó 40 minutos de ventaja al segundo. En Atenas tuvo problemas de adaptación a las condiciones de la prueba y no consiguió el resultado proyectado, pero en Luxor otra vez se metió en el podio: fue tercero en la general y además el primero entre los atletas blancos y también entre los extranjeros.

    ¿Cómo elige Ramírez los sitios donde correrá? “Busco que cada lugar tenga siempre una peculiaridad, tanto en lo deportivo como en lo cultural. Por eso incluí carreras en todos los continentes e incluso
    en la Antártida, a donde vendré en noviembre de 2012, y el Polo Norte”. Dice que desde que ideó este Gran Slam Maratón pensó en incluir a Sudamérica, y dentro del subcontinente a Argentina. “Lo de Rosario ya lo dije: con esos personajes que salen de aquí, cómo no querer venir a esta ciudad”, se explaya.

    Ramírez no tiene más que algún patrocinador y él mismo se financia sus viajes, lo cual le plantea desafíos que van más allá de lo deportivo. Aunque le resulta complejo, el domingo, una vez que acabe su participación en el maratón Ciudad de Rosario habrá logrado superar la mitad del objetivo: cuatro carreras, en cuatro continentes distintos.

    Hoy y mañana montará un pequeño stand en el Complejo Municipal Belgrano, en la avenida Belgrano 600 (donde se monta la expo maratón). Allí mostrará con más detalles de qué se trata su Gran Slam personal y con toda seguridad volverá a hablar de Messi (“pese a que soy del Real Madrid”, aclara), del Che y del Loco Bielsa. “Porque, al fin y al cabo, estoy aquí por ellos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: