Semana 36: Día 250: El mejor momento para cambiar tu vida

¿Cuál es el mejor momento para empezar a entrenar? ¿Cuándo conviene empezar la dieta? ¿Qué día de la semana es el mejor para darle un vuelco a mi vida?

Uno espera el momento preciso. Intenta leer las señales. Porque alguna vez los planetas se alínean, y las condiciones se dan. A veces hace frío, y convenimos en esperar el regreso del calor. Otras estamos pasando por una etapa laboral complicada, y lo dejamos para cuando haya más calma y podamos disfrutarlo mejor. La vida no se cambia todos los días, y no es cuestión de ir tirando tiros a ciegas, ¿no?

Bueno, yo me pregunto, ¿cuándo es el mejor momento? ¿Qué entidad cósmica debe tomar las decisiones por nosotros? El mejor momento para un cambio es ahora. No fue ayer, y nos perdimos el tren, ni será mañana. “El lunes empiezo la dieta”. ¿Por qué? ¿Para qué demorarlo? La vida ofrece oportunidades, es cierto, pero son más que las que podríamos admitir (o ver). A menos que encontremos un billete de lotería que entra volando por la ventana (que nos permita dejar de trabajar y dedicarnos solo a lo que nos llena espiritualmente), los cambios tenemos que salir a buscarlos. Están ahí, esperando. No hay fórmulas mágicas. No funciona mejor el lunes que el jueves. Ni vamos a tener mejor suerte en verano que en invierno.

El momento de cambiar tu vida es cuando dejás de añorar y te ponés manos a la obra. Ahí mismo, en ese instante, aunque no sea perceptible a simple vista, ya empezaste. Y una vez que pases del deseo a la acción, ni un día frío o un domingo de asado te va a impedir que sigas avanzando. El momento ideal es ahora. Lo único que falta es que te pongas manos a la obra.

Publicado el 6 junio, 2012 en Reflexiones y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Carla Grisolia

    Es muy cierto lo que decís y es justo lo que necesitaba leer en este momento… y me pregunto, por que los cambios dan tanto miedo???

  2. Wow! Lindas palabras para motivar!!!

    Cuesta salir estos dias de frio!

    Pero me diste ganas de hacerlo! Llegar a casa despues de entrenar y decir: No era para tanto!

  3. Está helado para correr, pero se entrena igual. Haga frío, viento o llovizne. Como se va a hacer rogar la primavera, por Dios!

  4. Recién hoy “me doy tiempo” de leer este post.
    Ayer no, pero anteayer salí a correr… un frío de la San Pu..
    Gorrito de polar, cuellito de polar, campera con relleno de polar y un frío de pólar (pongo el tilde pal chiste, vio?)
    No descubro nada diciendo que tus palabras son de un tipo que hizo un “click”
    Ese chabón que nos hace decir: “pero qué hijo de puta, si eso NO SE PUEDE!!”
    “PRESENTE? qué es el presente si no existe? no dura nada, es efímero…”
    El hoy-ahora es tan difícil de encontrar y tan paradójico el tenerlo frente (DE COSTADO, ABAJO, DETRÁS) de tu ser, de tu vida.
    Me cuesta mucho, pero a veces logro “meterme” en el HOY-AHORA.
    Me pasa cuando toco la batería, cuando corro y cuando… chingui-chingui.
    Sos un grosso, con este post te recibiste.
    Abrazo XXL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: