Semana 36: Día 245: Con la maratón en la mira

Se viene la Maratón Internacional de la bandera, en Rosario. Para un corredor es la distancia perfecta: el objetivo soñado de muchos, el fondo ideal de otros.

Con Vicky estuvimos averiguando precios de pasajes y alojamiento. Las carreras son una especie de vacación para nosotros, y es lo que más nos gusta compartir. Todavía no sé si la voy a acompañar en el trayecto o si cada uno irá a su ritmo. Es su primera maratón y me encantaría vivirlo con ella, pero podría poner en riesgo mis rodillas. Yo estuve con ella cuando hizo sus primeros 21 km, y todavía recuerdo el orgullo con el que lo viví. Ahora estuvimos hablando de ir codo a codo, y la idea me encanta. Quiero estar con ella, incentivarla, asistirla… ser testigo de esa carrera que te cambia la vida. Pero ahora estoy dudando por mis malditas rodillas. Cuando hice la media maratón con ella, a su ritmo, terminé destruido. ¿Qué tira más el amor o el instinto de autopreservación? Escribirlo me hace dar cuenta de que el primer caso gana por goleada…

A veces me sorprende pensar en el miedo que le tenía a la maratón, y ahora solo pienso en bajar tiempos. Me intriga qué cambios puntuales hay dentro de uno mismo, que en mi primera vez quedé postrado, sin poder bajar escaleras al día siguiente, y ahora me siento recuperado con una sola noche de sueño. Así como antes era un “monstruo” que me intimidaba, Vicky se siente igual, aunque ya haya corrido 72 km sin parar en Yaboty y 57 en San Martín de los Andes. En ambos casos había cuestas, piedras, y muchos accidentes geográficos que hacían que todo fuese más difícil (y cansador) que el benigno asfalto, pero ahí está, mi pobre media naranja, intimidada por la distancia. Quizá algo tenga que ver eso de que la maratón es una carrera idealizada por muchos deportistas.

En mi caso la tenía como una meta para el primer año de Semana 52, y lo terminé viviendo muy al principio. Recuerdo toda esa epopeya y lo bien que me sentí, como si lo hubiese vivido ayer. Y encima en Rosario. La maratón turística. Podría ser la primera de muchas…

Publicado el 1 junio, 2012 en Reflexiones y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 9 comentarios.

  1. Lo que más me intimida son los 42 km speto corrido…

  2. ¿A cuanto tienen pensado correrla?

  3. Hola Vicky ! 42 Km… corrido con respeto, en intimidad… es lo más. Creo en vos !

  4. Ojalá puedan venir a Rosario !!!! los espero debutando también yo en la MADRE DE TODAS LAS CARARRERAS!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: