Semana 35: Día 243: Y ahora… ¿cómo sigue?

Hay coincidencias felices. Como cuando te debatís entre tomarte el subte o caminar, y al elegir la segunda opción te cruzás por la calle con un amigo que hace tiempo que no ves. Después hay coincidencias infelices (por llamarlas de alguna manera), como la que vivo en este momento.

En medio de toda esta experiencia de la Ultra Buenos Aires, y lo que me acercó a mi familia, amigos, compañeros de entrenamiento y desconocidos, se le suma un fenómeno laboral llamado “embudo”, en el que montones de compromisos se agolpan en tu puerta. Revistas, páginas web y diseños de logos esperan con impaciencia algunas horas de mi atención. Eso hace que no esté entrenando, así que los 77 km del sábado pasado sigue siendo la última vez que corrí. Extraño mucho hacerlo, como también extraño a los chicos del grupo y a Germán, mi entrenador. Ya me siento para correr, no tengo dolores, ya me reventé la súper ampolla de sangre que se me había hecho en un dedo del pie… solo me falta un poquito de tiempo. Por eso pido paciencia, leo todos y cada uno de los mensajes que me dejan, pero guardo mis contestaciones para un segundo de relax.

Y es en esta vorágine en la que estoy inmerso que me he puesto a pensar en cómo va a seguir el blog. O sea, Semana 52 continúa, aunque su título le quede ahora anacrónico. El final va a coincidir con mi viaje a Europa, que no pienso cancelar, pero El subtítulo de “Espartatlón” tiene que volar, o empezar a llamar a este proyecto “Semana 104”. La verdad es que no se me ocurrió todavía de qué manera vamos a seguir, por eso aprovecho para pedir sugerencias. Quizá pueda hacer algo desde Europa. Repetir la experiencia de correr en maratón es tentador, aunque no es para nada nuevo. Quizá podría incentivar a Vicky a que lo haga conmigo. También se me ocurrió volver al entrenamiento intensivo de gimnasio, que lo había dejado de lado por los fondos largos. En fin, posibilidades hay muchas. Hace falta alguna “actualización” en el blog, pero mi vida sigue, independiente de si la mido en semanas, días, meses. Sigo soñando con carreras como La Misión, Yaboty, y cualquier desafío que me permita crecer como atleta.

Publicado el 30 mayo, 2012 en Reflexiones y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 26 comentarios.

  1. Me encantaría correr desde Marathon a Atenas!! y en diciembre: LA MISION RACE!! Esa sí que va a ser una experiencia!!
    Yo estaría cumpliendo mis sueños con un año de delay!!

  2. A mi, lo de “Semana 104” me gustó…

    Y, si. No se pierdan la oportunidad de correr en Grecia.
    Hagan media Maratón, una entera, 10k, lo que sea… Pero corran, por favor!!!!!
    Vic, no fue la vez pasada, no te pongas la gorra 😛

    PD: hoy volví a “echarme” 5 en la plaza

    • Grande Santi, Felicitaciones !! Está progresando rápidamente, que lo disfrutes !!

    • Santi, el año pasado quise correr una distancia mayor a 30 km, finalmente a fin de año surgió Yaboty en diciembre, misma fecha que La Misión que habíamos planeado hacer con Martín desde que había vuelto de Grecia. Y otro sueño mío, el lugar que siempre deseé conocer, son las islas griegas. Así que este año, más preparada y todo, voy a cumplir todos mis objetivos retrasados del año pasado.
      Así que una cosa lleva a la otra y parece una muñeca Mamushka, un sueño dentro de otro!!

  3. Hola Martín ! Qué te parece “Semana 52: Esparaescalón” ?

    escalón
    m. Peldaño, parte de una escalera en que se apoya el pie al subir o bajar.
    // Nivel, rango al que se asciende social o profesionalmente, escalafón.
    // Cada una de las situaciones o estados intermedios que hay que alcanzar para el logro de un propósito final.
    // Cada uno de los elementos de una serie o sucesión.

    Cuando la escalera es larga, hay unos escalones más espaciosos… se los llama “descansos”… allí uno se repone, para seguir subiendo. Otro argumento: “No se tome la vida demasiado en serio; nunca saldrá usted vivo de ella” (E. Hubbard).

  4. Hace un “season finale” con algo que nos deje enganchados hasta la próxima temporada. Y corré varias carreras que se disfrutan muchísimo tus crónicas 😉

  5. Yo no creo que deba volar el “Espartatlón” al fin y al cabo sigue siendo la meta, aunque te lleve un poco más de tiempo lograrla.
    Te conozco, algo descabellado se te va a ocurrir para hacer en Grecia!

  6. Martín, te sigo siempre (aunque hasta ahora en silencio) y ya que pedís sugerencia aquí va:

    Yo llamaría a este segundo tramo de tu proyecto:

    SEMANA 52 RECARGADO

    Y lo enfocaría nuevamente en un plan de 1 año para llegar, ahora sí, en perfectas condiciones para la Espartatlón del año que viene, con una (o dos) Ultras de 100k o similar en el medio.

    Aclaro que soy fan de The Matrix, así que por ahí viene el nombre…

    Un Abrazo,
    Luis Vence.
    Rafaela – Pcia. de Santa Fe

  7. Para generar un poco más de expectativa, a este impass lo llamaría “Recalculando”, y después sí, que aparezca nuevo título o nuevo objetivo para estas 52 semanas.
    Abrazo de oso!!

  8. Martt, me gusta mantener la unidad de 52 semanas. No cambiaría el número.
    Lo que dice Luis esta bueno “Semana 52 Recargado”, o podria ser “Semana 52 +” refiriendo a 52 semanas más para llegar a la Espartatllón.
    Me parece que “todo lo que ocurre conviene”, como escuche alguna vez.
    Esta podría ser la oportunidad de volver a uno de los primeros objetios que te habias puesto en las primeras 52 semanas, que era la de correr La Misión.

    • La Misión sigue en pie… de hecho, este viaje a Europa que en un principio iba a ser para correr la Espartatlón va a ser para visitar la tienda Decatlón y comprar equipo para La Misión…

  9. “Semana 52 Plus”… suena a remedio…

  10. Enfocate en la Ultra Buenos Aires del año proximo!. Yo quiero esa carreraaaaaaaaaaaa
    Saludos!!

  11. Me agrada Semana 52, Espartatlon +; o Semana 52, Espartatlon Reloaded +!!!

  12. Mira: hoy encontre tu blog y llevo casi 3 horas leyendo. La mision! No se si conoces Villa la angostura. Para hacer esa carrera supongo que tendras que entrenar en la montaña. No estaria mal que te vengas con tu gente a conocer nuestras montañas y porque no, conocer a alguno que la ganaron para que te cuenten algunos truquitos. Si me devuelven mi casa (que la preste despues de lo del volcan que nos partio al medio) podes contar con ella, es chiquita pero entran 3… si son mas, colchones en el suelo y te presento al rata dilorenzo…. ojala lograra tener tu displina, es muy inspirador, aunque el mismisimo paraiso en el que naci deberia ser suficiente… Gracias por compartir tu experiencia y darnos animos a empezar!!!!! Desde Villa un dia frio y lluvioso…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: