Semana 32: Día 222: Espartatlón, ¿cada vez más lejos?

Hace unos días comentaba que conocí a Flavio, un lector del blog que trabaja en Cancillería, y que con total desinterés me ofreció ayuda si el contacto con esta entidad me podía servir de algo. Pensé en los típicos nervios del viajante argentino, que creemos que en cada puesto de migraciones nos paran y nos mandan de vuelta por no cumplir los requisitos… Y, pensando en voz alta, le pregunté si podían hacerme una carta de recomendación, algo que abriese las puertas de los países y los corazones de los agentes de control. Todo bien, Flavio es una persona con iniciativa y extremada buena onda.

Y después, caminando por la calle, digiriendo toda esta novela espartatloniana, me puse a pensar en que desde hace tres meses que no tengo novedades de la organización de esta monumental carrera. ¿Qué convenía hacer? ¿Otra carta traducida al griego? Pensé en ir a la embajada de Grecia, en un horario donde los hermanos atenienses estén todavía en la oficina trabajando, llamar por teléfono y hacer una conferencia con intérprete. Pero después pensé, ¿no es algo que podrían hacer en Cancillería? Así que molesté, por primera vez, a mi contacto (y, pobre, no sería la última).

Le planteé a Flavio mi preocupación. El 14 de febrero (San Valentín, para los que les interese el dato) me escribió Panagiotis Tsiakiris, presidente de la Espartatlón, y me respondió a mi carta del día anterior, en la que me decía: “Querido Martín, ya te he enviado la aprobación de su solicitud de participación en la carrera y consiguió el número 130. Más tarde nos pondremos en contacto contigo para el resto. (Programas, reglamentos, puestos de control, los asistentes)”. Más allá de que respondí este mail, nunca más volví a tener noticias. Y la verdad es que, a menos de 20 semanas de correr, necesito algo de tranquilidad.

Flavio se puso manos a la obra, y empezó sus gestiones diplomáticas. Y logró en un día lo que yo no pude: respuestas concretas del señor Panagiotis Tsiriakis. Le dijo que representaba a un atleta argentino, llamado Martín Casanova, que iba a correr la Espartatlón en septiembre, y que quería confirmar su inscripción. La respuesta vía mail nos dejó helados a todos.

“No tenemos a ningún corredor con el nombre: MARTIN CASANOVA. El número de corredor 130 pertenece a: Joan VILA CASANOVAS, de México, con nacionalidad española”. Y cerraba con sus sinceros saludos.

Un llamado telefónico confirmó esta situación. Que se resume en que, a la fecha, yo sigo sin estar inscripto, ni pre-inscripto, ni siquiera en lista de espera. Que no panda el cúnico, Tsiakiris pidió que le reenvíen el mail en el que me confirmaba que yo sí estaba inscripto. Y lo más curioso es que estaba en GRIEGO. O sea, la idea era sortear la barrera idiomática y no manejarnos torpemente con el inglés. Pero ni en su propio idioma me entendieron, y me confundieron con Joan Vila Casanovas, quien a partir de hoy es mi peor enemigo.

La responsabilidad de si corro o no la Espartatlón no está en manos de Flavio, que hace todo esta gestión en forma desinteresada, sino en Panagiotis, y en que se haga cargo de su confusión. Y, mientras tanto, solo resta esperar para ver cómo sigue esta novela. Sin dudas se vuelve todo más emocionante… para los lectores del blog. Yo prefiero estar anotado y sufrir durante la carrera, no antes…

Publicado el 9 mayo, 2012 en Reflexiones y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 15 comentarios.

  1. Pero usted CasanovaS tiene tanto cu..o que todo le va a salir así de redondito!!

    A Flavio le doy MILLONES de gracias y un saludo muy grande!! No nos conocimos en la feria del libro por unos minutos pero no faltará oportunidad!!

    GRACIAS FLAVIO!!

  2. Todo se va a solucionar! El episodio 2 queremos la noticia que te anotaron y por la confusión van regalos! 😀

  3. Actitudes marcan la diferencia de las personas.
    Básicamente, y a pesar de las circunstancias, prima la cuota de humor. Vas a correr esa carrera sea como sea, con número o sin el!!!
    Podrás hacernos saber tan pronto como el Sr Panagiotis Tsiriakis te diga que se ha tratado de un error??? O deberemos acaso, tomar un curso acelerado de griego y comenzar a enviar notas de reprobación en masa?
    No te desanimes!

  4. Carla Grisolia

    NUUU que bajón!!! Pero seguro va a salir todo bien y va a ser una anécdota más de la Espartatlón…
    Chicos pónganse de acuerdo con el nombre que le van a poner a sus hijos sino el chico va a tener problemas de personalidad desde chiquito!!! jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: