Semana 31: Día 212: Ironman

Me encantaría ser un Iron Man. En cualquiera de sus acepciones.

La Feria del Libro me consume. Me hubiese gustado hacer un post más extenso, pero sabrán entender.

Gracias a los que se acercan a saludarme al stand. Confieso que me da una vergüenza tremenda, pero a la vez encuentro fascinante que se me acerque gente a la que no conozco y recibir de ellos semejantes muestras de apoyo. Supongo que nunca fui un tipo muy sociable, o pensaba que estaba más acostumbrado a la subestimación que a los elogios o las demostraciones de aliento. Como sea, prefiero esos momentos de incomodidad, me hacen sentir que las cosas que hago me sirven no solamente a mí.

Siempre me ronda por la cabeza la idea de hacerme un tatuaje. Como el que se hacen en la pantorrilla todos los que terminan un Iron Man. O algo alusivo a la Espartatlón. Pero Vicky me mata. Quizás con razón.

Publicado el 29 abril, 2012 en Reflexiones y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Yo te acompaño… 🙂

  2. Martin: A mi también me daba vergüenza, pero te parece justo haber pasado por tu stand y no saludarte? Siempre hay que hacer lo que uno siente y lo haga feliz, eso siempre suma!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: